Retail - Consumo

Teka trocea el negocio para facilitar su venta y evitar el concurso: hay 4.000 empleos en juego

  • El fabricante refinanció 160 millones en primavera
  • Esperaba alcanzar una valoración de 500 millones
  • Los proveedores están exigiendo pagos por adelantado
Sede de Teka

Teka Industrial trocea su negocio para la venta por partes de la compañía. Después de meses intentando su venta, la multinacional suiza Heritage, presidida por Maximiliam Brönner y propietaria de la empresa, ha puesto en marcha un plan para afrontar los pagos. El objetivo es evitar el concurso de acreedores tras haber logrado ya una refinanciación de su deuda hace solo unos meses.

Por un lado, el grupo ha contratado a HSBC para la búsqueda de un socio para su división de electrodomésticos, la más importante de todas, y, por el otro, al banco estadounidense Lincoln International para encontrar un comprador para su negocio de grifería para baños, según ha adelantado hoy El Confidencial. Tal y como se había pactado con la banca, el importe que se obtenga por esta operación se destinará a reducir deuda.

De este modo, la sociedad, con sede en Santander y una plantilla de más de 4.000 trabajadores, y fábricas en Cantrabria, Zaragoza y Granada en España, mantendría además el negocio de contenedores industriales, y más en concreto, de barriles de cerveza, agrupados en la unidad independiente, Thielman.

Aunque la empresa ha declinado hacer ningún tipo de valoración oficial, fuentes consultadas por elEconomista aseguran que la compañía está sufriendo problemas de stock, especialmente en los electrodomésticos de gama blanca, ante la negativa de sus proveedores a suministrar si no se paga por adelantado.

Pérdidas

Teka Industrial, que está presidida por Arturo Baldasano, aún no ha presentado en el Registro Mercantil las cuentas correspondientes al último ejercicio. No obstante, cerró 2021 con unas pérdidas de 550.000 euros, frente a unos números rojos de casi 60 millones de euros en el año 2020. Teniendo en cuenta la pandemia por el Covid, los ingresos pasaron de 599,7 millones de euros en 2020 a 705,4 millones en 2021, lo que supone un 17,5% más.

En su informe de auditoría correspondiente a 2021, EY alertó ya de la "existencia de una incertidumbre sobre la capacidad del grupo para seguir como empresa en funcionamiento" ante el previsible incumplimiento de los ratios financieros acordados con sus acreedores y las dificultades para hacer frente a los vencimientos de deuda.

Teka ha acometido ya varios procesos de reestructuración de su deuda. El último de ellos se llevó a cabo la pasada primavera por un importe de 96 millones. A la espera de que se publiquen las cuentas del último año, en total, a 31 de diciembre de 2021, la empresa sumaba deudas a largo plazo de 239,2 millones, a los que hay que sumar otros 190,6 millones a corto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud