Retail - Consumo

Yuccs da el salto a la Península con tiendas en Madrid y Barcelona

  • La firma mallorquina de deportivas sostenibles ha crecido con la venta online
  • Ahora ha elegido dos ubicaciones 'prime' para su presencia física
Pablo Mas, fundador y consejero delegado de Yuccs. EE

Yuccs, la firma mallorquina de calzado sostenible que ha crecido hasta ahora a través de la venta online, ha decidido dar el salto a la Península con presencia física en ubicaciones céntricas de Barcelona y Madrid.

Fundada en 2017 en Mallorca por Pablo Mas, comenzó su expansión física en 2021 con su primera apertura en Palma, y ahora sumará un local comercial de 195 metros cuadrados en la icónica esquina de la calle Goya 27 de Madrid, y otra tienda en Barcelona de 286 metros cuadrados repartidos en dos plantas en el número 77 de Rambla de Catalunya. Ambas operaciones han sido asesoradas por CBRE.

"Los comercios están buscando la forma de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, ofreciendo una propuesta de valor integrada entre la tienda física y el comercio electrónico. Estas operaciones demuestran la importancia del comercio offline para un negocio nacido online, donde la tienda física favorece y genera fidelización con la marca, beneficiando también al comercio electrónico", ha afirmado la directora de Retail High Street de CBRE, Susana Elhombre.

Proximidad y materiales naturales

Yuccs se caracteriza por elaborar calzado de proximidad, fabricado en España, y con materiales naturales, como la lana de oveja merina y el bambú, y acaba de incorporar la piel de uva, con la que se elabora un tejido con apariencia de cuero.

Con la comodidad de sus deportivas como bandera comercial, la compañía ronda los 10 millones de facturación y prevé sumar más tiendas físicas en España en 2023, como Sevilla, Valencia y Bilbao.

También tiene entre sus planes inmediatos la comercialización de sus zapatillas en Europa, empezando por Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.