Retail - Consumo

Family Cash recibe 155 millones de financiación para abrir 20 tiendas y un centro logístico

  • La expansión de la cadena valenciana recibe el apoyo de un grupo de entidades financieras liderado por Banco Santander

La empresa de distribución alimentaria Family Cash ha logrado el respaldo financiero necesario para continuar con su plan de crecimiento y abrir 20 nuevos supermercados y un centro logístico central.

En total, la firma valenciana, propiedad de la familia Canet Ferrero, ha conseguido un total de 155 millones de financiación de un grupo de ocho entidades financieras lideradas por Banco Santander y entre las que se incluyen instituciones como Caixabank, el Instituto de Crédito Oficial (ICO), Deutsche Bank, Banco Sabadell, BBVA, Targobank y Arquia Bank.

De esta manera, la cadena de supermercados afronta con solvencia un plan de expansión nacional que desarrollará en los próximos dos años gracias a una operación que ha recibido la calificación de 'sostenible' gracias a su compromiso con la Agenda 2030 a través del cumplimiento de una serie de objetivos

La operación ha recibido el asesoramiento financiero del equipo de Debt Advisory de PwC en exclusiva, junto a Broseta y PwC Tax & Legal que han participado como asesores legales de las entidades financieras y de Family Cash, respectivamente.

La cadena de hipermercados híbridos con sede en la localidad de L'Olleria (Valencia) fue fundada en 2013 por la familia Canet Ferrero y actualmente cuenta con 36 tiendas y emplea a más de 3.200 personas.

El año pasado su facturación superó los 400 millones de euros, reforzando su consolidación en los últimos años como una de las empresas de mayor crecimiento en el sector de la distribución alimentaria gracias a una estrategia comercial enfocada en el ahorro de las familias. Ésta se basa en una política de precios bajos que se mantiene durante todo el año sin ofertas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.