Retail - Consumo

Los dueños de Domino's y Foster's crecen con formatos como 'foodtrucks' y contenedores

  • En 2021 y el primer trimestre del año, Alsea suma 42 nuevas aperturas en España

El grupo de restauración Alsea, que opera marcas como Domino's Pizza, Foster's Hollywood, Starbucks o Vips, ha abierto en nuestro país un total de 42 nuevos establecimientos desde el comienzo de 2021 hasta el cierre del primer trimestre del año.

En esta estrategia de expansión ha jugado un papel fundamental la apuesta del grupo por los formatos innovadores y no convencionales. Uno de ellos son los contenedores en espacios deportivos, como los instalados con Domino's Pizza y Ole Mole en el recinto del Estadio Wanda Metropolitano. La iniciativa se enmarca dentro del acuerdo firmado con Aramark, líder mundial en servicios de restauración en instalaciones de fútbol y en eventos deportivos y culturales.

En esta misma línea, Alsea ha estado presente con sus food trucks de Vips y Ole Mole en festivales como Love The Tuenti's Festival o el festival A Summer Story.

El grupo mantiene acuerdos también con Parques Reunidos, uno de los mayores operadores de parques de ocio del mundo, que como multifranquiciado opera dos restaurantes Foster's Hollywood y un Starbucks en el Parque Warner de Madrid, además de un local de Domino's Pizza en Aquópolis de Madrid de reciente apertura y otro en el Parque de Atracciones de la capital.

De esta manera y gracias a la colaboración con franquiciados y multifranquiciados y formatos innovadores, Alsea aumentó su presencia internacional desde inicios de 2021 en 106 nuevas unidades, de las cuales tres de cada cuatro corresponden a establecimientos operados bajo el modelo de franquicia, alcanzando los casi 4.300 locales en todo el mundo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.