Retail - Consumo

Navarro (Carmencita): "Queremos crecer con nuestras especias en los restaurantes"

Carmencita, cuyo centenario se celebra el año que viene, se encuentra actualmente en pleno proceso de expansión. Está presente en 65 países de los cinco continentes y el objetivo inmediato es consolidar su actividad en Latinoamérica y Estados Unidos, donde ha abierto una filial en Miami. Otro de los objetivos es crecer en hostelería. Su presidente y consejero delegado, Jesús Navarro Navarro.

¿Cuánto facturó la compañía en 2022 y cuáles son las previsiones de crecimiento para este año?

El año de la pandemia batimos récord de facturación llegando a los 93 millones con un crecimiento del 24% respecto al año anterior. En 2021 bajamos algo y facturamos 85 millones. La previsión para este año es de 90 millones con el objetivo de llegar a los 100 el año del centenario. Las ventas internacionales representan el 12% de la facturación total, pero si lo calculamos respecto a Carmencita representan el 30%.

¿Cómo se reparten las ventas por canales: distribución, hostelería, ¿'online'?

Carmencita está muy presente en la distribución representando un 95%, mientras que la hostelería solo representa el 5% y la venta online es marginal con un 0,5%

¿Hay algún área de negocio que deseen potenciar?

El gran reto siempre es afianzar la presencia en la distribución y desarrollar el canal de la hostelería. Siempre decimos que los cocineros tienen Carmencita en sus casas, pero no la tienen en sus restaurantes. De ahí que tengamos un plan estratégico en el canal Horeca con nuevos envases apropiados para el uso en la cocina profesional y garantizando la ausencia de alérgenos.

Nuestro objetivo es alcanzar una facturación de 100 millones de euros el año del centenario

¿Han incrementado sus ventas por Internet?

Como te comentaba la venta por internet es marginal, aunque tenemos tienda online, pero con productos cuyo valor es inferior al coste del transporte es muy difícil. Las especias normalmente no se programan al hacer la lista de la compra y cuando te das cuenta que te falta algo recurres a la tienda más próxima. Dentro del plan estratégico de hostelería vamos a desarrollar un portal profesional para servir directamente a los profesionales de la restauración el producto en 24 horas.

Han diversificado su actividad entrando en repostería, infusiones y edulcorantes. ¿Cuál es el siguiente paso?

Todo esto son complementos a la gama principal que son las especias. Este año vamos a relanzar Mano de Santo, ya que los años de pandemia fueron duros para este producto. Ahora se relanzará como complemento alimenticio en líquido.

Suman más de 800 referencias ¿Cuáles son sus próximos lanzamientos?

Acabamos de lanzar la gama de especias Bio tanto en tarro como en sobres y una gama de mezclas en sobres que llamamos pocket. Estamos preparando el restyling de toda la gama Carmencita con un diseño más moderno realizado por Manuel Estrada [Diseñador] con tapones más funcionales. También estamos preparando la nueva gama de hostelería con unos envases apropiados para el canal.

Prevén abrir una filial en Miami en agosto ¿Lo van a hacer de la mano de algún socio?

En Estados Unidos estábamos presentes exportando desde España, pero existen muchos distribuidores locales que no quieren o no pueden importar. De ahí que vimos la oportunidad de abrir una filial en Florida para tener producto nacionalizado y poder atender a estos distribuidores que te comentaba. La filial es 100% Carmencita.

¿Cuáles son sus planes de expansión en Estados Unidos? ¿Y sus expectativas?

El plan de expansión es ir consolidando la marca Carmencita a través de importadores pequeños antes de dar el salto a los grandes clientes. En la actualidad estamos presentes en los estados con población hispana, Florida, California, Texas... En cinco años queremos triplicar las ventas actuales, pero hacerlo desde allí.

¿Qué otros mercados consideran prioritarios?

Siempre decimos que queremos ser líderes del sabor en España y líderes del sabor español en el mundo. De ahí que nuestros mercados prioritarios sean los hispanos y los mercados árabes donde además de Carmencita tenemos la marca Aldiafa.

¿Han notado el encarecimiento de las materias primas? ¿Han subido precios?

Desde 2020 estamos viviendo la tormenta perfecta e incremento de costes, desde las materias primas, transportes, tanto de importación como de exportación, envases, embalajes y todas las materias auxiliares y consumibles. Nuestras materias primas proceden todas de países lejanos (Sudeste Asiático, Sudamérica...) y hemos sufrido un incremento de costes en dos años del 24% que es un porcentaje similar al incremento de los envases (plásticos, cristal, latas o cartón) con lo que hemos tenido que repercutir parte de este incremento en los precios.

Vamos a abrir una filial en Florida y en cinco años queremos triplicar nuestra facturación en Estados Unidos

¿Va a seguir apostando por la marca propia o van a comercializar en algún momento productos con marca blanca?

Nosotros siempre apostamos por nuestra marca propia, aunque tenemos un socio comercial muy importante, que es Mercadona, para el que fabricamos algunos productos.

¿Tienen productos pensados para personas con intolerancias alimentarias?

Carmencita garantiza que nuestras especias se han cultivado de manera sostenible, libres de pesticidas, sin alérgenos ni organismo genéticamente modificados ni materias extrañas. Solo especias puras. Por tanto, tenemos un estricto protocolo de control, tanto en el envasado como en el etiquetado para evitar dudas al consumidor. Paralelamente estamos preparando un proyecto "saludable" para ir eliminando sal, aditivos y aromas de todos nuestros productos.

¿Cuáles son sus avances en materia de sostenibilidad?

En esta materia hemos tenido varias iniciativas pensando en el futuro del planeta, como la reducción cantidad plástico en envases y la reducción del espesor de films plásticos, la instalación de placas solares y electrificación paulatina de la flota, la instalación placas para carga vehículos eléctricos, la optimización de la valorización de los residuos peligrosos, el uso de material reciclado en productos y el proyecto de extensión de vida útil de los envases por el consumidor final.

¿Cómo está funcionando su línea de productos bio? ¿Van a ampliarla?

La gama Bio la hemos lanzado porque hay consumidores que la demandan, pero sus ventas son relativamente pequeñas. Yo creo que los clientes piensan que las especias son productos naturales y que apenas hay diferencia con la familia Bio. De todas formas, tal como comentaba anteriormente, nosotros garantizamos que las especias Carmencita se han cultivado de manera sostenible, libres de pesticidas y organismos genéticamente modificados.

Lógicamente muchas de sus especias hay que comprarlas fuera, pero, ¿Tienen plantaciones en España?

Desde Carmencita nos estamos esforzando para garantizar todas las especias seleccionándolas desde su origen, ya sea en Sri Lanka, Indonesia, Perú o Turquía, moliéndolas y mezclándolas en nuestra planta y creando una cadena agroalimentaria sostenible donde todos los eslabones ganen dinero. En España solo se producen algunas especias como la pebrella, el anís o el romero y los piñones que, aunque son frutos secos, se venden junto a las especias.

Apostamos por nuestra marca propia, aunque tenemos un socio comercial, que es Mercadona para el que fabricamos algunos productos

¿Cuándo van a inaugurar su nueva fábrica y en cuánto va a incrementar la producción?

La nueva fábrica, que será una de las más modernas de Europa, estará operativa en 2023 lo que nos permitirá ser mucho más operativos y modernizar nuestros procesos. Como he comentado antes, nuestro objetivo es llegar a los 100 millones el año del centenario.

Van a cumplir 100 años ¿Cómo ha sido su evolución?

Carmencita nació con las carteritas de azafrán que traían de la Mancha. Posteriormente, tras el empobrecimiento de la guerra, apareció el colorante como sustituto barato del azafrán. El consumo era pequeño y los envases también. Eran años de desabastecimiento y lo fácil era vender y lo difícil era fabricar. Cuando llega la mecanización se toma la decisión de diversificar a todas las especias y conforme aumentaba el consumo de estas, se iban incrementando los envases hasta que apareció el tarro de cristal que después de varias actualizaciones llegamos al actual.

¿Y la de los consumidores?

El consumidor ha ido evolucionando paralelamente, incrementando el consumo de especias en sus guisos y hoy en día es muy sensible al precio y a todo lo que rodea la salud y el medio ambiente, por lo que continuamente debemos estar buscando productos más saludables, sin colorantes artificiales ni aditivos y libres de alérgenos, reduciendo la cantidad de sal y azúcar además de productos que faciliten la vida de nuestros clientes con lo que llamamos ayudas culinarias, que son soluciones que aportan valor como son rapidez, facilidad y complicidad.

¿En qué proyectos solidarios o de responsabilidad social corporativa están inmersos?

Vimos que podíamos ser un punto de encuentro entre empresa y universidad al mismo tiempo que la Universidad de Alicante creaba el grado de gastronomía y el máster de arroces. Juntos decidimos crear la Cátedra Carmencita de estudios del sabor gastronómico como un centro de reflexión, debate e investigación en el campo de la gastronomía. Por otra parte, desde la pandemia, nos hemos volcado con Alicante Gastronómica Solidaria, elaborando y repartiendo más de 200.000 menús entre los indigentes de Alicante y nuestra zona.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.