Resultados

Citi ve como se desploma su beneficio un 73% pero bate las expectativas del mercado

Las ganancias de Citi en el segundo trimestre se desplomaron un 73% hasta los 1.316 millones de dólares, tras dotarse por el deterioro de sus activos crediticios un total de 7.900 millones de dólares. Los ingresos del banco ascendieron un 5% hasta los 19.766 millones de dólares. Tanto el beneficio como los ingresos estuvieron por encima de las previsiones del mercado.

La cifra de negocio de Citigroup entre abril y junio creció un 5,4% interanual, hasta 19.766 millones de dólares (17.379 millones de euros), con un incremento del 21% del negocio de clientes institucionales, hasta 12.137 millones de dólares (10.672 millones de euros), mientras que el área de banca de consumo disminuyó un 10% sus ingresos, hasta 7.339 millones de dólares (6.453 millones de euros).

En el segundo trimestre, Citigroup destinó 7.903 millones de dólares (6.949 millones de euros) a provisionar el riesgo de crédito, lo que supone un incremento del 277% en comparación con los 2.093 millones de dólares (1.840 millones de euros) contabilizados un año antes para tal fin.

Entre enero y marzo, la entidad había provisionado ya 7.027 millones de dólares (6.178 millones de euros), elevando el monto del primer semestre hasta los 14.930 millones de dólares (13.127 millones de euros), un 266% por encima de los 4.073 millones de dólares (3.581 millones de euros) provisionados en la primera mitad de 2019.

De este modo, en el primer semestre del año Citigroup registró un beneficio neto de 3.838 millones de dólares (3.374 millones de euros), un 59,6% por debajo de su resultado del mismo periodo de 2019, mientras que la cifra de negocio del banco estadounidense creció un 8,5%, hasta 40.497 millones de dólares (35.607 millones de euros).

"Si bien el coste de crédito disminuyó nuestros ingresos netos, nuestro desempeño comercial general fue sólido durante el trimestre, y hemos podido capear razonablemente bien la pandemia de Covid-19", declaró el consejero delegado de Citigroup, Michael Corbat, quien destacó el "excepcional trimestre" del negocio institucional, con un aumento del 68% en renta fija.

"Entramos en esta crisis desde una posición de fortaleza", subrayó el banquero, destacando que en el segundo trimestre la entidad fue capaz de incrementar su capital regulatorio, elevando la ratio de capital básico CET1 hasta el 11,5%, cómodamente por encima del nuevo mínimo regulatorio del 10%.

"Con un fuerte énfasis en la gestión de riesgos, estamos preparados para una variedad de escenarios y continuaremos gestionando la entidad con prudencia dada esta situación sin precedentes", concluyó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.