Ranking Innovación Universidades

Universidad: del auge al ocaso de los MOOC

  • Del auge de los MOOC hemos pasado a un declive que abre el debate entre formadores
Madrid

Los MOOC (cursos masivos, gratuitos y online) supusieron una revolución en su origen, hace ya 12 años. Desde su nacimiento, según un informe de la consultora HolonIQ, 380 millones de estudiantes de todo el mundo han cursado al menos uno de los 30 mil MOOC que se han impartido. Calculan que participaron más de mil universidades.

La prestigiosa Universidad Stanford fue pionera en ofrecer este tipo de cursos a través de Udacity. Posteriormente, se unieron Harvard y el Instituto Tecnológico de Masachussetts (MIT), otras dos universidades de élite, con la fundación de edX, que ha impartido más de 3.000 cursos gratuitos desde su inicio. El proyecto era muy ambicioso; la idea, disruptiva: democratizar la educación de las mejores universidades del mundo que hasta ese momento había sido un privilegio al alcance de unos pocos. Sin embargo, la evolución de estos cursos no ha sido la esperada.

A pesar de que aportan un valor indiscutible al sistema educativo, la tasa de finalización de los MOOC oscila entre un 4% y un 10%, cifra estimada en la que se mueven los diferentes informes y análisis que se han publicado al respecto.

Con estos cursos, las universidades líderes podían transmitir su conocimiento a cualquier parte del mundo, sin tener que realizar la inversión que requiere estudiar en estas instituciones, y sin necesidad de presentar una inmaculada trayectoria académica.

Democratización

Hoy en día, las expectativas sobre estos cursos son mucho menores. La mayoría de estas universidades se han abierto al mundo y ofrecen cursos de especialización más completos, en formato online, con tecnología de vanguardia, la figura del mentor que hace un completo seguimiento del alumno, foros de debate y actividades grupales, y a precios mucho más accesibles gracias a la democratización y escalabilidad que proporcionan los entornos digitales.

El paso del tiempo ha evidenciado que, aunque son una buena alternativa para tener un primer contacto con un contenido determinado, no profundiza en los conocimientos que ayudan a capacitar a los profesionales y a dotarlos de las herramientas necesarias para dominar la materia en cuestión. Del auge de los MOOC hemos pasado a un declive que abre el debate entre formadores, instituciones educativas y profesionales que buscan un aprendizaje de calidad, flexible, que se adapte a sus necesidades y que los prepare para afrontar los grandes desafíos de la nueva era digital.

Universidades líderes acercan su conocimiento a cualquier parte del mundo

En España, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad Politécnica de Valencia tienen presencia en edX. En Coursera, otra plataforma educativa, alojan sus contenidos la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona, así como algunas escuelas de negocio.

El futuro de los MOOC es incierto, pero en nuestro país también están trabajando algunas universidades en otras alternativas, con programas de especialización de mayor nivel, contenidos de calidad y una metodología innovadora y atractiva para el alumno. Es el caso de Esade, la Universidad Autónoma o la Politécnica de Barcelona.

El sector educativo se prepara para una profunda transformación que ya ha dado sus primeros pasos y que cambiará por completo los sistemas de aprendizaje tradicionales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin