Política

Archivada la querella de IU y el PCE contra Juan Carlos I por las revelaciones de Corinna

  • La denuncia está fundamentada en las grabaciones de Villarejo a Corinna
  • Corinna da a entender que Juan Carlos I tenía cuentas bancarias en Suiza
El rey emérito Juan Carlos I. Foto: EFE

El Tribunal Supremo ha archivado la querella interpuesta por Izquierda Unida y el PCE contra Juan Carlos I por 13 delitos, entre ellos constitución de grupo criminal, fundamentada en las revelaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una conversación con el excomisario José Villarejo en la que implicaba al rey.

Unos hechos que investigó la Audiencia Nacional en una pieza del caso Tándem, llamada Carol, en la que solo estaba imputado Villarejo y que acabó archivando al no existir indicios de delito y haberse producido los hechos en un periodo en el que el rey emérito estaba amparado por la inviolabilidad. Y también ante la ausencia de ningún dato documental que justificase las manifestaciones de la amiga del rey emérito.

Precisamente, es el archivo de esta investigación, que no fue recurrido, el argumento principal del Supremo para dar carpetazo a la querella, en atención al criterio de la Fiscalía.

Ésta fue presentada por IU, PCE y el foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas y estaba dirigida también contra la amiga del rey emérito Sayn-Wittgenstein; el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán; Villarejo y los empresarios Juan Miguel Villar Mir y Juan Villalonga.

Grabaciones de Villarejo a Corinna

Los querellantes basaron el grueso de sus acusaciones en las grabaciones realizadas por el excomisario Villarejo a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en las que ésta daba a entender que Juan Carlos I tenía cuentas en Suiza, que la usó como testaferro en un terreno en Marruecos y que cobró comisiones por la adjudicación del AVE a La Meca, en Arabia Saudí.

En su auto, el Supremo recuerda a los querellantes que el desacuerdo con el archivo de esta investigación no puede traducirse en la presentación de una nueva querella por los mismos hechos "pretendiendo la incoación de otro proceso penal ante un órgano jurisdiccional distinto, en el que se pueda obtener un resultado más acorde con las propias pretensiones u opiniones".

Y aduce que en el procedimiento archivado por la Audiencia no se elevó al alto tribunal ninguna exposición razonada en la que se pusiera de manifiesto la existencia de indicios de criminalidad contra algún aforado y particularmente contra el rey emérito.

Entre los delitos por los que los partidos también acusaban a Juan Carlos I figuraban cohecho, fraude, tráfico de influencias y constitución de grupo criminal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

Nocturno
A Favor
En Contra

Lo de « grupo criminal » lo dudo, lo demas parece evidente tras toda la « mierda » que ha salido y la que han tapado. En fin parece evidente que la « proteccion » dispensada por las elites durante tantos años a este sujeto ha acabado siendole perjudicial. Se lo han consentido todo y cuando ocurre esto la persona acaba por sentirse por encima del bien y del mal.

Puntuación -1
#1
JonS
A Favor
En Contra

“No se deducen indicios racionales de criminalidad ....”. Es igual, chicos y chicas, aunque le hubieran cogido con una bolsa de dinero pagada por algún favor político / de corrupción, hubiera sido lo mismo !!. Es que estamos instalados en el (post) franquismo y la figura del Emérito es sagrada !. No os enteráis de nada !

Puntuación 1
#2
JonS
A Favor
En Contra

Simplemente, con ver cómo, con qué impunidad y chulería, la Justicia (?) española trata a este sujeto se entiende por qué tantos queremos dejar, largarnos de este Estado corrupto y medieval. Creo que está claro. Ni a Felipe II se le consentía tanto.

Puntuación 1
#3
Pan, Circo y estado fallido.
A Favor
En Contra

Aquí lo que tienen, es un miedo tremendo por parte de las instituciones corruptas heredadas del fascismo, a que el tinglado se les caiga.

La máxima de los depredadores de este país de pandereta y analfabetos cubicados es: Todo para el pueblo pero sin el pueblo.

Mientras los borregos sigan adulando a una institución corrupta hasta las trancas y heredada de un genocida dictatorial, los seguirán esquilando a garrotazos.

No os fieis ni de los peces de colores que se alimentan de sangra de borregos abducidos. Si lo hacéis, es cosa vuestra.

¡Yo no necesito pedir la independencia porque hace muchos años que la tengo!

Puntuación 2
#4