Política

Torra se reúne con Puigdemont en plena crisis independentista por los Presupuestos

El presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, ha viajado hoy a Waterloo (Bélgica) para pedir consejo a su predecesor, Carles Puigdemont, mientras se multiplican las desavenencias en el bloque político independentista. En esta ocasión, el detonante es la estrategia a seguir en el Congreso de los Diputados respecto a si apoyar o no el inicio de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, independientemente de si más adelante votan a favor o en contra de las Cuentas.

Torra lanzó una advertencia a ERC y PDeCat la noche del miércoles, exigiendo una postura conjunta si no quieren una "crisis del Govern". Sin embargo, la balanza se decanta más hacia el cisma que hacia el acuerdo. Ayer, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, recordó a Torra que el Govern no es "monocolor" y que los republicanos tomarán autónomamente la decisión de si presentan o no una enmienda a la totalidad de los PGE. 

En el PDeCat, las divergencias internas han trascendido de las reuniones de la formación a las declaraciones públicas en los últimos días, entre las posturas más dispuestas al tacticismo político de los diputados veteranos en el Congreso, abiertos a la tramitación inicial de las Cuentas para ganar tiempo para las reivindicaciones catalanas, y el enrocamiento de los cargos afines a Puigdemont, defensores de la enmienda a la totalidad, entre los que figura la vicepresidenta del partido, Míriam Nogueras, designada diputada para extender la influencia del expresident gerundense al Congreso. De hecho, Puigdemont recibirá a la dirección del PDeCatel lunes en Waterloo, y una semana más tarde hará lo propio con el grupo parlamentario JxCat, mientras que ERC celebrará hoy su primera ejecutiva del año en Ginebra para que pueda asistir la secretaria general del partido, Marta Rovira, huída allí desde marzo.

Movimientos

Mientras los partidos independentistas catalanes piden un gesto a Pedro Sánchez en el plano judicial en vísperas del juicio por el procés, el presidente del Gobierno intenta recabar su apoyo a los PGE con ofertas económicas. Según fuentes socialistas, el anuncio que prevé lanzar el sábado en Barcelona el presidente español pasa por prometer cumplir con el volumen inversor en infraestructuras que preveía la disposición adicional tercera del Estatuto catalán.

Por su parte, el Ejecutivo de Torra también ofrece modificaciones parciales del Impuesto de Sucesiones para convencer a Podemos para apoyar los presupuestos catalanes de este año. Según publicó Nació Digital, el documento que ha trasladado Pere Aragonès a los comunes propone reducir bonificaciones para recaudar entre 15 y 40 millones de euros más. Esto queda lejos de las reclamaciones de la coalición de Podemos, que exige eliminar las bonificaciones, así como subir el IRPF y Patrimonio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

At home
A Favor
En Contra

Muchos viajes hace el papanatas este!

Ya está bien que se gaste el dinero de los catalanes no independentistas. Que lo pague de su bolsillo, y verás como no hace tanto viaje. Claro, van a cuerpo de rey ... Con lo mendrugos que son!

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Valcam
A Favor
En Contra

?no pueden vivir tan separados? podrían contactar por videoconferencia, como para la investidura. ?para que desplazarse físicamente?.

Puntuación 2
#2
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

¿Y no sería mejor que "el asistente personal" de Puigdemont se trasladara a vivir a Water-loo?.

Normalmente cuando algún gran ejecutivo, como se cree que es este Puigdemont, se expatria, si necesita un asistente, o empleado de hogar como el caso que nos ocupa, se lo suele llevar a su nuevo destino. Hay que hacer camas, limpiar el polvo y barrer, hacer la comida (y probarla por si acaso …), recaditos y un largo etcétera de tareas del hogar.

Solo una cosa más. Espero que Puigdemont nos sea como Echenique, ese estandarte de la honestidad que habita en PODEMOS, y pague en A todo el dinero que le corresponde a su chico de los recados.

Puntuación 0
#3
A Ramoncillo
A Favor
En Contra

En Cataluña no hay necesidades de nada, la sanidad, educación, pobreza... está todo arreglado.

No hay mejor destino para el dinero público que los viajes de Torra y su séquito para hablar en persona (en el siglo XXI) con Puigdemont.

Puntuación 1
#4