Política

La comisión que revisa los delitos sexuales propondrá suprimir el concepto de abuso y bajar la pena máxima

  • Los miembros debatirán la tipificación o los agravantes
  • Propondrán que las penas no superen los 12 años de prisión
  • El sexo grupal se convierte en un agravante en el delito sexual
Imagen: Dreamstime.

Los expertos de la sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación, a la que el Ministerio de Justicia encargó la revisión de los delitos sexuales en el Código Penal tras la polémica sentencia de La Manada, se reúne este jueves para debatir la propuesta de reforma que tienen sobre la mesa. Los integrantes de la citada comisión han elaborado dos borradores. En ambos desaparece el concepto de abuso sexual y contempla que todos los delitos sexuales sean considerados "agresión" o "violación".

La supresión del término abuso es uno de los puntos en el que están "de acuerdo" todos los miembros de la Comisión de expertos, según indicaron fuentes cercanas a la sección Penal. Estas mismas fuentes han señalado los dos borradores son provisionales que están "sujetos a debate".

Uno de ellos es un modelo unitario que aglutina bajo un mismo apartado titulado 'De las violaciones y las agresiones sexuales' todos los delitos sexuales como agresión, o violación si hay penetración; mientras que el otro es un modelo dual que diferencia entre agresiones y violaciones con violencia o intimidación y agresiones y violaciones sin violencia e intimidación. Con los documentos sobre la mesa, los miembros de la citada Comisión deberán ponerse de acuerdo sobre otros conceptos de tipificación, agravantes o modificación de algunas conductas.

Penas menores en la propuesta

Actualmente, el Código Penal castiga con hasta 15 años de cárcel a los responsables de agresión sexual, entendiendo como tal, un atentado contra la libertad sexual de otra persona, "utilizando violencia o intimidación". Por su parte, el abuso sexual, entendido como un acto que atenta contra la libertad sexual "sin violencia o intimidación", es castigado con hasta diez años de prisión.

En la propuesta de los expertos no aumentan las penas e incluso desaparece la posibilidad de penar hasta con quince años de prisión la violación cuando concurren determinadas circunstancias agravantes. Los textos propuestos se limitan a especificar que se aplicarán las penas en su mitad superior (siendo lo máximo "de seis a doce" años) cuando se den estas circunstancias.

En el modelo unitario, los expertos plantean tres artículos. El 178 establece penas de prisión de hasta tres años para quien "atentare contra la libertad sexual de otra persona, sin su consentimiento". Además, contempla unas penas mayores de hasta cinco años de cárcel en el caso de que se utilice "violencia o intimidación" en la agresión o si concurriera una "actuación conjunta de dos o más personas".

Mientras, el artículo 179 se ocupa de las violaciones, es decir, aquellas en las que hay "acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías". En concreto, establece penas de prisión de cuatro a diez años cuando no concurre violencia, intimidación o actuación en grupo, y de seis a doce, cuando sí existiera alguna de ellas.

Sexo grupal, agravante en la agresión

El artículo 180 enumera seis circunstancias en las que se aplicarán las penas en su mitad superior: violencia con carácter particularmente degradante o vejatorio; actuación conjunta de dos o más personas; vulnerabilidad de la víctima; relación de superioridad o parentesco; anulación de la voluntad de la víctima mediante fármacos o drogas.

Por otro lado, en el modelo dual, los expertos proponen diferenciar entre 'Violaciones y agresiones sexuales violentas o intimidatorias' y 'Otras violaciones y agresiones sexuales'. En el artículo 178 del capítulo primero, se establece que "el que atentare contra la libertad sexual de otra persona, sin su consentimiento, y utilizando violencia o intimidación, o mediante la actuación conjunta de dos o más personas, será castigado, como responsable de agresión sexual, con la pena de prisión de uno a cinco años".

Además, el artículo 179 castiga con penas de seis a doce años de cárcel la violación; y el 180 enumera las conductas para las que se aplicará la mitad superior de las penas: violencia con carácter vejatorio; vulnerabilidad de la víctima o uso de armas.

En el capítulo segundo 'De otras violaciones y agresiones sexuales', se contemplan penas de prisión de uno a tres años para quien "sin violencia o intimidación, y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona". Si se compara este apartado con el Código Penal actual, este correspondería al del abuso, pero en la redacción propuesta por la Comisión, el término abuso desaparece.

En concreto, se especifica que se entiende por agresión sexual "los actos de contenido sexual que se realicen abusando de una situación de superioridad o parentesco, de necesidad o de vulnerabilidad de la víctima, o actuando de manera sorpresiva, así como los que se ejecuten sobre personas que se hallen privadas de sentido o de cuyo trastorno mental se abusare y los que se realicen cuando la víctima tenga anulada su voluntad".

La pena aumenta a entre cuatro y diez años de cárcel para los casos de violación. Además, para los apartados englobados en este capítulo se contempla que se castigue con la mitad superior de las penas en los casos de vulnerabilidad, parentesco o anulación de la voluntad.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

yomismo
A Favor
En Contra

Cuando se dice eso de que el consentimiento para una relación sexual ha de ser expreso, no se refiere unicamente al consentimiento de la mujer. El varón también ha de prestar su consentimiento expreso, pues de no ser así podría denunciar a la mujer por violación.

Por lo demás, la ley cambia la terminología pero sigue distinguiendo entre agresión sexual con violencia y la agresión sexual sin violencia o intimidación (lo que hoy se llama abuso). Esta distinción se da en otros delitos, por ejemplo entre robo y hurto (no es lo mismo que te saquen la cartera en un descuido, o que te la sacan a punta de navaja).

Cuidado con eso de tocar un culo en una discoteca, por ejemplo (a mi sin ser especialmente guapo me lo han tocado aprovechando la aglomeración), pues podrías ir tres años a la carcel (el mismo tiempo que si en lugar de tocarle el culo, te das la el gusto de partirle la cara a hostias y aun te queda margen para patearle el culo hasta hartarte, digo patearlo y no manosearlo porque ello es mucho más grave).

La inseguridad jurídica es brutal, el denunciado por agresión sexual habrá de probar que la denunciante o el denunciante (puede ser un varón), prestó su consentimiento expreso. Supongo que habría que usar la gravadora del movil, y hacer una declaración jurada antes de cada acto sexual, o bien un documento tipo que ira firmado por la otra parte (esto incluye a parejas estables y a matrimonios, puesto que el hecho de estar casado no es licencia para follar sin que el hecho quede debidamente documentado). Sea como fuere, y para mayor seguridad recomiendo que el hecho sea documentado por el señor notario colegiado competente por razón del territorio (puesto que la incompetencia del notario podría acarrear la nulidad del documento, y con ello el peligro de verse expuesto a años de prisión).

Realmente, el hecho de tener que probar que el consentimiento existió vulnera el principio de presunción de inocencia y atenta claramente contra la seguridad jurídica, por ser casi imposible probar tal cosa (con las salvedades hechas anteriormente, documental privada o preferentemente documental pública).

Puntuación 1
#1