Política

Casado critica la política migratoria de "bandazos" de Pedro Sánchez

  • El líder del PP reprocha el vacío en la política internacional del Gobierno
Pablo Casado, líder del PP. Imagen: EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado la "política de bandazos" de un "ausente" líder del ejecutivo, Pedro Sánchez, y se ha arrogado el "marcar la iniciativa" en la gestión de asuntos como la crisis migratoria o la política internacional ya que el gobierno socialista "está centrado en ceder a los chantajes de la moción de censura".

En un acto público en Roquetas de Mar (Almería), Casado ha centrado los reproches en la "demagogia" que, a su juicio, guía la actuación del ejecutivo en materia migratoria y le ha pedido que actúe desde la "responsabilidad y la solidaridad como siempre ha hecho España para que los inmigrantes tengan la cobertura necesaria después del drama del viaje".

"Es necesaria la seguridad en frontera y no hacer demagogia que da lugar a un efecto llamada que ya no niegan ni personas cercanas al Gobierno", ha dicho en alusión al "papeles para todos" que supuso el acoger en el puerto de Valencia al buque 'Aquarius' "pese a que rompía el consenso con la UE y con otros partidos".

'Bandazos' en la acogida

Para Casado, Sánchez y el PSOE dieron "un nuevo bandazo" en la gestión de la llamada de auxilio del 'Open Arms' y el último, de nuevo con el 'Aquarius' "intentando apropiarse de un acuerdo alcanzado por Francia y Malta". "Ha tenido que venir Ángela Merkel a Doñana a convencer a Sánchez de lo que llevamos desde el PP semanas advirtiendo y por lo que solo hemos recibido insultos y descalificaciones pese a que es lo lógico y coincide con lo que piensan la mayoría de los españoles", ha lamentado.

Ha hecho alusión al hecho de que, frente al rechazo que el PSOE mostraba a la Ley de Seguridad Ciudadana y "a lo que ellos llaman 'devoluciones en caliente'", ahora "no solo lo acepten, sino que parece que lo están llevando a cabo" y ha afeado que "no quieran quitar ahora las concertinas en la valla de Melilla cuando antes eran malas y eso que las puso el gobierno de José Luis Rodríguez-Zapatero".

Pablo Casado también ha criticado que los "bandazos" también estén presidiendo la política internacional del ejecutivo de Sánchez, "que no ha tenido representación en los actos de posesión de los nuevos presidentes de Paraguay y Colombia".

"Tampoco tenemos embajador en Turquía cuando la banca española se está dejando 9.000 millones de euros con la crisis de la lira turca, ni acuerdo para hacer frente a la guerra arancelaria que ya está pasando una gran factura o han dado explicaciones de porque, después de 60 años de cooperación con Marruecos, este cierra la aduana sin que nadie diga nada", ha concluido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin