Política

Vox vincula el pacto de PSOE y Podemos con la "inquietante" fuga de España del jefe de los espías de Chávez y Maduro

El presidente de Vox, Santiago Abascal. Foto: EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha puesto en cuestión la fuga del exjefe de Inteligencia de Gobiernos venezolanos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, Hugo Armando Carvajal, que estaba pendiente de la Justicia española al haber sido reclamado por Estados Unidos, e incluso ha puesto en relación este episodio con la formación de un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

Hugo Armando Carvajal abandonó Venezuela tras enfrentarse con Nicolás Maduro y defender al opositor Juan Guaidó, y acabó en España, donde fue detenido en abril. Estados Unidos reclamó su extradición, ya que le acusa de narcotráfico, y en una primera decisión la Audiencia Nacional la denegó en septiembre, pero finalmente la autorizó a instancias de la Fiscalía. En ese intervalo desapareció, lo que suscitó las críticas de la Administración Trump.

En rueda de prensa en el Congreso, Abascal ha tachado de "inquietante" y "sorprendente" la fuga de Calderón y ha anunciado que Vox está estudiando iniciativas parlamentarias, como peticiones de comparecencia del Ministerio del Interior, y también judiciales "para que se descubra si se ha producido algún tipo de ilegalidad para facilitar esta fuga".

"Todas las sospechas"

Y ha vinculado este episodio con el acuerdo de gobierno de coalición de PSOE y Podemos, que a su juicio "no va a salir gratis". "Este pacto se produce en un momento en el que se ha producido una fuga inquietante del jefe de la inteligencia venezolana", ha subrayado en varios momentos de la rueda de prensa.

"Tenemos todas las sospechas -ha indicado Abascal cuando se le ha repreguntado por la conexión entre uno y otro acontecimiento-. Pedro Sánchez no tiene ningún escrúpulo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.