Política

El juez investiga si un presunto desvío de subvenciones financió a la estancia de Puigdemont en Bruselas y el procés

Carles Puigdemont y dirigentes de la CUP en la 'Casa de la República' en Waterloo. Foto: EP

El Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona investiga si el presunto desvío de fondos procedentes de subvenciones públicas recibidas por la Fundación Catmón y la Asociación Igman, afines a CDC, pudieron servir para financiar el proceso soberanista o al expresidente de la Generalitat, según documentación del sumario.

El juez investiga si la estancia de Carles Puigdemont en Bruselas se financió a través de subvenciones desviadas a fundaciones vinculadas al proceso soberanista y que han recibido en seis años unos dos millones de euros, según publican varios medios.

Según un informe de la Guardia Civil, existe una anotación en la documentación intervenida sobre una reunión del "molt Honorable Presidente MHP (Puigdemont) con referencias a 100.000 euros y a los Mossos, desconociendo en estos momentos si se trata de una subvención o no".

Coacciones a los técnicos

Se investiga en la causa si "con disposiciones de fondos públicos, obtenidas de forma irregular (coacciones a los técnicos), se benefició a ciertos partidos o personas concretas de forma injusta" vinculados con el proceso soberanista, según este documento.

En un escrito del fiscal, se explica que anotaciones del presidente de la Fundación Catmón, Víctor Terradellas, en la documentación intervenida durante la operación, pueden referirse a "apoyos" que recibió el expresidente Puigdemont en su estancia en Berlín en abril de 2018.

También apunta a una subvención directa a Catmón por 100.000 euros concedida por la Conselleria de Presidencia de la Generalitat en 2015 y otra de 23.000 euros en 2017.

El fiscal pide prestar especial atención a los indicios aportados por la Guardia Civil sobre posible irregularidad de las subvenciones otorgadas al investigado Víctor Terradelles y a "sus indudables influencias en personas cercanas al poder en la Generalitat" como era Carles Puigdemont.

Terradellas fue detenido en una primera fase de la causa en mayo de 2018, es un expolítico catalán que en el año 2011 fue nombrado secretario de Relaciones Internacionales de CDC, y era editor de revistas como 'ONGC' y 'Catalan International View', y presidente de Catmón, cuya finalidad es "el conocimiento y reconocimiento de la nación catalana en la escena internacional".

Vínculos con Rusia

Los investigadores aseguran que existen indicios de participación de Terradelles "en acciones relacionadas con política exterior y contactos con personalidades extranjeras para el apoyo de Rusia al 'procés".

De hecho, según constata el fiscal, Terradellas estaba en Moscú dos días antes del 1-O, según las bases de información de vuelos consultadas.

Cita también anotaciones de Terradelles relacionadas con acciones de financiación, por lo que la Guardia Civil afirma que tiene "una posición privilegiada y poco visible", ya que no ocupa ningún cargo público.

Es él el autor de una lista de mandos de los Mossos d'Esquadra en la que los clasifica por ideología, nivel de patriotismo, capacidades y procedencia de otros cuerpos.

Inicio del caso

La investigación del juzgado se centra en la concesión presuntamente fraudulenta de subvenciones públicas procedentes de la Diputación de Barcelona o de otros entes de la Generalitat como el Consell Català de l'Esport a varias instituciones y fundaciones como Catmón e Igman, afines a la extinta CDC, por delitos de malversación, prevaricación y tráfico de influencias.

La investigación se inició con las denuncias a través de las quejas de diferentes técnicos de la Diputación, y documentos que fueron entregados de forma anónima al Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell (Tarragona), de donde parte de la investigación del 3%.

Se constató que fondos para cooperación al desarrollo de la Dirección de Relaciones Internacionales de la Diputación que iban históricamente a ONG empezaron a concederse a entidades y fundaciones de la órbita de CDC.

Según consta en el sumario, entre 2011 y 2015 la Asociación Ignman obtuvo 1,3 millones de euros, 119.514 de la Diputación, y la Fundación Catmón, 735.900 en ese periodo, 145.899 de la Diputación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.