Política

Joaquim Forn acusa al Gobierno de "oscurantismo" con los atentados de Cataluña

  • El exconsejero de Interior exige al Gobierno que inicie una investigación
  • Señala la presunta conexión entre el imán de Ripoll y el CNI
Forn junto a Trapero. Foto: Efe

El exconsejero de Interior Joaquim Forn, en prisión preventiva y en espera de sentencia tras ser sentenciado por el proceso, ha criticado este viernes que el Gobierno se niegue a explicar la presunta conexión entre el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty y el CNI, en relación a los atentados en Barcelona del 17A: "El Gobierno español ha optado por el oscurantismo".

Ha reprochado que no se comunicara a los Mossos d'Esquadra dicha relación, y ha sugerido, en una entrevista en Ara que el Gobierno debe iniciar una investigación. "Son datos importantes que no se pueden quedar en el cajón, están bien fundamentados y requieren una respuesta urgente de los servicios de inteligencia español" ha añadido preguntado en concreto por las informaciones de Público donde especificaban la relación del imán y el servicio de inteligencia.

Además, ha apuntado que en los días de después del atentado el papel del Estado fue testimonial y ha lamentado que a algunos miembros del Gobierno no les gustara la gestión de Cataluña: "A algunos miembros del Gobierno español no les gustó no solo la acción diligente de los Mossos, si no la capacidad de reacción que tuvo el Govern".

Preguntado por la coordinación entre los cuerpos policiales que intervinieron en el 17-A, ha declarado que por parte de Interior existe la voluntad de reconstruir relaciones: "Siempre se ha tenido claro, la lucha antiterrorista es una prioridad y solo desde la confianza y la colaboración se puede trabajar con eficiencia".

Desprestigiar los Mossos

Pero ha opinado que las diferencias venían sobre todo de los políticos: "Hubo una cierta voluntad de desprestigiar el trabajo de los Mossos, y esto me hizo mucho daño".

El preso del procés ha aseverado que siempre hay margen de mejora en la gestión, pero que opina que durante esos días la actuación y entrega de los servicios que intervinieron fue "ejemplar".

Sobre la alcaldesa, Ada Colau, ha dicho que le pareció "alucinante" que no asistiera al último pleno municipal "y que hubiera siete bajas entre los comunes".

Preguntado sobre su opinión del líder de BCN Canvi, Manuel Valls, al negar la existencia de "presos políticos", ha dicho que cuando se saludaron en el pleno de constitución al que asistió Forn, fue amable y educado. "En cambio, Josep Bou, del PP, no me dio la mano porque me dijo que creía que yo no tenía que estar allí", ha concluido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0