Podcasts

El auge del mijo, un súper cereal para luchar contra la sequía

  • Es un pequeño grano que se adapta bien a las tierras áridas
  • El 2021 se produjeron 30 millones de toneladas en el mundo
  • Representa menos del 3% del comercio mundial de cereales
Madridicon-related

En los últimos años, el mijo ha ganado popularidad en muchas partes del mundo, gracias a su valor nutricional, su versatilidad culinaria y sus beneficios para la salud. Aunque en occidente este cereal aún es poco conocido, se consume desde hace más de 10.000 años en África, y en menor medida en Asia, sobre todo en forma de papilla o sopa.

En Europa, el mijo es cultivado desde la Edad de Bronce, y tuvo su importancia durante la Edad Media, sobre todo en el centro de continente, donde se utilizaba para hacer pan, cerveza o papilla.

Hoy en día, el mijo sigue siendo un alimento importante en muchas partes del mundo. Su popularidad se sustenta en varios motivos. Por un lado, su valor nutricional que, junto a la creciente conciencia sobre la importancia de una dieta saludable, y la búsqueda de alternativas a los alimentos procesados y refinados, ha impulsado su consumo.

También hay que tener en cuenta su fama entre las personas que siguen dietas vegetarianas o veganas, ya que es una excelente fuente de proteínas vegetales, y además de ser muy versátil, y adaptarse a gran cantidad de recetas.

Y, por último, también hay que valorar el auge de la cocina internacional, que ha llevado a muchas personas a descubrir el mijo, a través de la cocina india, africana o asiática, donde se utiliza en una variedad de platos tradicionales.

El año del mijo

Sus ventajas nutricionales, junto con su capacidad de adaptación al clima, ha provocado que la ONU le dedique este 2023. No se trata solo de un cultivo, sino que cubre hasta 11 especies diferentes, a las que esta iniciativa añade el sorgo o el teff, por ser también pequeños granos, propios de las tierras áridas. El objetivo de esta iniciativa, promovida por la India, principal productor mundial, es dar a conocer este cereal infrautilizado.

En 2021, se produjeron 30 millones de toneladas de mijo, según los últimos datos de la FAO, recogidos por EFE. Con esta iniciativa buscan también apoyar su desarrollo, y que los principales países productores puedan poner sus conocimientos en común. Por ejemplo, India podrá compartir todo lo que ha aprendido sobre el uso de cosechadoras, o sobre tecnología de procesamiento. También ha recibido reconocimiento sobre cómo ha logrado reenganchar a los jóvenes en el consumo de estos cereales.

Centroamérica

Una de las regiones que podría beneficiarse es Centroamérica. No solo por la necesidad de adaptarse a las sequías recurrentes, sino también porque, como pasa con tantos países en desarrollo, depende de la importación de alimentos básicos, y con la guerra de Ucrania su disponibilidad se ha reducido. Una crisis que ha recordado a estos países la necesidad de ser más autosuficientes en la producción local de alimentos.

Aunque el foco está puesto en las condiciones de los países en desarrollo, el mijo, que apenas representa menos del 3% del comercio mundial de cereales, puede acabar exportándose a los países ricos para saciar su deseo de probar alimentos nuevos, como lo fueron en su día las semillas de quinoa o de chía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud