Podcasts

Así nació la tecnológica HP, el 'big bang' de Silicon Valley

  • Hewlett-Packard fue pionera en la 'meca de la informática' de California
  • Los ingenieros arrasaron en el mundo de la computación y la electrónica
  • HP inspiró a muchas empresas que se instalaron también en el 'valle'

Si hay un lugar en el mundo que se pueda considerar como la 'meca de la tecnología', este está en California y recibe el nombre de Silicon Valley. Su nombre significa Valle del Silicio y hace alusión a la rápida explosión de empresas dedicadas a la electrónica y a la computación que fueron creadas allí a lo largo de la década de los 80.

Esta zona está situada en la Bahía de San Francisco, es la sede de las compañías más importantes del sector y funciona como un centro de innovación en el que todas las start-ups desean instalarse. Sin embargo, lo que muy pocos saben es cómo se creó este pequeño gran imperio y quién o quiénes fueron los precursores de una región que fue creada para revolucionar el mundo de la informática. Se lo contamos.

Disney, el detonante del éxito de HP con 'Fantasía'

Esta historia comienza en los años 30, cuando Disney comienza a trabajar en su tercera película, una cinta que acabaría convirtiéndose en otro gran clásico de la factoría. Se trata de Fantasía, largometraje musical que llegó a la gran pantalla tras los exitosos lanzamientos de Blancanieves y los 7 enanitos y Pinocho. En Fantasía, la reproducción del sonido en las salas era clave y, para ello, Disney decidió comprar ocho osciladores de baja frecuencia, una máquina electrónica que permitía sincronizar los efectos de sonido de la cinta y desarrollar el sistema Fantasound, considerado el antecesor del Dolby Surround.

Este oscilador del que hablamos fue inventado por dos emblemáticos ingenieros. Hablamos de Hewlett y Packard, quienes poco después acabarían fundando su propia empresa, Hewlett Packard Company, popularmente conocida como HP. Estos dos jóvenes emprendedores tenían como profesor en la Universidad de Stanford a Frederick Terman, considerado por muchos como 'el padre de Silicon Valley'. Este fue quien animó a sus pupilos a crear su propia compañía y ambos decidieron seguir su consejo: El 1 de enero de 1939 fundaron HP en un garaje ubicado en la ciudad de Palo Alto, dentro del condado californiano de Santa Clara. Se ponía así la primera piedra de aquel 'valle del silicio'.

En la década de los 50, se produce al fin el despegue de HP y, de la mano, del propio Palo Alto, donde la población se multiplicó exponencialmente y sus huertos fueron sustituidos por carreteras, negocios y escuelas. El parque tecnológico Stanford Industrial Park, promovido por el profesor Terman, se convirtió poco a poco en foco de atracción para otras empresas que hicieron de aquel lugar el corazón de Silicon Valley.

Hewlett y Packard revolucionaron la informática

En aquella zona ubicada al sur de la Bahía de San Francisco comenzó a hervir una cultura del emprendimiento y la creatividad que han logrado mantener hasta nuestros días. Todo ello, ha sido, en parte, gracias a la gran labor social que Hewlett y Packard desarrollaron años más tarde. Por ejemplo, el primero, junto a su mujer, impulsó con donaciones, a través de la Fundación William y Flora Hewlett, al Instituto de Tecnología de California o la Universidad de Stanford, entre otros. El segundo, a través de la fundación David y Lucile Packard (su esposa), se lanzó a la caza de talentos musicales para la Sinfónica de San Francisco o creó el mejor acuario del mundo en la ciudad de Monterrey.

Casi veinte años después de la venta de aquel oscilador a Disney, la compañía empezó a diversificar su negocio y se lanzó también a crear generadores de señales microondas, aparatos médicos y calculadoras de bolsillo. Enseguida, aquel garaje comenzó a quedarse pequeño y Hewlett y Packard decidieron mudarse y trasladar su empresa a otro edificio más grande, ubicado también en Palo Alto.

En esa apuesta por la innovación, la pareja de ingenieros se lanzó a entrar en 1966 en el negocio de los ordenadores. Dos años más tarde, fabricarían también la primera calculadora científica de sobremesa programable. En 1983, revolucionan también la tecnología con el primer ordenador de pantalla táctil y, un año después, la primera impresora de inyección de tinta. HP estaba empezando a cambiar el rumbo de la electrónica e informática a nivel mundial.

HP, pionera también en su modelo de trabajo

Otro de los asuntos en los que Hewlett y Packard fueron pioneros fue en su modelo de trabajo. Cosas que hoy suenan modernas, como la flexibilidad laboral o la presencia de salas recreativas y de descanso dentro de marcas como Google o Amazon, tienen su origen en el intento de HP de reducir el estrés de sus empleados para motivarlos y fidelizarlos. Así, tuvieron bastantes detalles con la plantilla, dando regalos a sus familias o haciéndoles partícipes de los beneficios que paulatinamente iba consiguiendo la entidad.

Tanto es así, que HP fue una de las primeras compañías de Estados Unidos que fijaron un horario flexible. Sucedió en 1973 y el objetivo era que los empleados tuvieran mucho más tiempo para estar con la familia, para disfrutar del ocio o de sus negocios personales. La cosa no quedó ahí y, dos décadas después, comenzaron a fomentar de forma pionera algo que hoy en día, tras la pandemia del coronavirus, se ha instalado con mayor o menor recelo en la mayoría de las empresas: el codiciado teletrabajo. Hace ya 30 años, Hewlett y Packard entendieron que una forma sencilla y efectiva de aumentar la satisfacción laboral era implementar el trabajo a distancia. Así lo reflejó Packard en su libro: El estilo HP: Cómo Bill Hewlett y yo construimos nuestra compañía. Esta publicación ha inspirado la cultura corporativa que hoy en día se está intentando imponer en muchas sociedades.

HP inspiró a empresas como Google, Amazon o Apple

Hewlett y Packard no le tenían miedo al cambio y no dudaron nunca en tomar decisiones drásticas, en función de los desafíos que se presentaban en el mercado y siempre que fuesen por el bien de la empresa. Tras la retirada de los fundadores, ese estilo permaneció en el tiempo. Un ejemplo de ello es la absorción, en 2011, de su gran rival: la tecnológica Compaq. Aquella fusión, a pesar de suponer muchos despidos, permitió a HP sobrepasar a IBM y consolidarse como líder mundial de fabricantes de ordenadores entre 2007 y 2013.

Sin embargo, el auge de los dispositivos móviles generó una crisis en el sector que obligó a la entidad a anunciar en 2014 una separación de su negocio en dos. Desde el año siguiente, HP Inc controla los ordenadores personales e impresoras, mientras que Hewlett Packard Enterprise se encarga de servicios y equipos para las empresas. Ambas tratan de competir de tú a tú con nuevos gigantes que ahora dominan el sector.

Y es que HP formó e inspiró a muchos ingenieros y emprendedores que más tarde acabaron triunfando en otras compañías, como Microsoft, Amazon o Apple. El caso más evidente es el de Steve Wozniak, cofundador junto a Steve Jobs del gigante de la manzana. Wozniak diseñó el primer ordenador personal (llamado Apple I) mientras trabajaba para HP pero Hewlett Packard rechazó su idea hasta en cinco ocasiones, ya que no le interesaba el mercado doméstico. Finalmente, a pesar de su fidelidad hacia sus jefes, Wozniak dejó su trabajo y creó Apple junto a Jobs. En definitiva, un ejemplo más de que HP cambió el curso de la tecnología y fue el verdadero big bang de aquel universo informático en el que se acabaría convirtiendo Silicon Valley.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud