País Vasco

Uriarte: "Euskadi debe utilizar su fortaleza financiera para evitar el desarraigo empresarial"

  • "Sin el Concierto estaríamos con más tensión política que la de Cataluña"
  • "Las EPSV son un gran valor estratégico, además de social"
  • "Sólo un 4,6% de la población mundial tiene más renta que la vasca"
Pedro Luis Uriarte
Bilbao

Fue el padre del Concierto Económico, consejero delegado y vicepresidente del consejo de administración del BBV y después del BBVA, y el primer presidente de la Agencia vasca de Innovación. Pedro Luis Uriarte afirma que "Euskadi está bien", pero le preocupa el desarraigo de grandes compañías -la última en peligro Euskaltel- y cree que "se podría hacer más a nivel financiero para retenerlas y tomar posiciones de control". Además, considera que el País Vasco necesita un big bang transformador, porque "se crece pero se está perdiendo peso en la economía estatal frente a otras comunidades autónomas", asegura Uriarte.

¿Cuál es la visión global actual de la economía internacional, estatal y vasca?

La economía mundial está bien con matices. En 2018 creció un 3,3% que significa que si lo multiplicas por 80 billones de dólares que es el tamaño de la economía, aumentó en 2,4-2,5 billones de dólares el tamaño de la economía mundial. Las previsiones apuntaban a un 3,9%, pero a partir de abril una serie de situaciones ennegrecieron el horizonte: el inicio de la guerra comercial entre China y USA, las políticas proteccionistas y sus consecuencias, y problemas en Argentina, Turquia y China. Para 2019 se estará en crecimientos parecidos del 3,3% pero el Fondo Monetario Internacional interpreta que en 2020 será mejor. Mientras España entre los 19 países de la zona euro es la locomotora, con crecimiento del 2,1%. Por tanto, hay una discordancia radical entre el runrún y los tambores políticos y las realidades macroeconómicas. Por su parte, Euskadi registra crecimientos superiores a la economía española, sobre todo el sector industrial con un 2,6%, y el ritmo de crecimiento es estable.

De las múltiples amenazas mundiales, ¿cuáles afectarían más a España y Euskadi?

Si la guerra comercial entre China y Estados Unidos se recrudece, será una catástrofe para el comercio mundial que afectará al crecimiento global. Si Trump hace una tropelia para defender los intereses de Israel y origina un conflicto bélico con Irán, que involucre a su enemigo regional Arabia Saudí, afectará al precio de petróleo. En Europa, si los partidos antisistema cogen posiciones de poder, condicionarán las reformas necesarias. A Europa le afecta todo porque es el 20% de la economía mundial. Pero el mundo tiene una fragilidad importante que es su enorme endeudamiento. Según estimaciones de organismos internacionales, el endeudamiento es de 242 billones de dólares, tres veces el PIB mundial. Algo que afecte a ese ámbito de endeudamiento podría tener consecuencias muy negativas. Y España y Euskadi van a estar afectadas porque son economías abiertas.

¿Cree que los bajos tipos de interés favorecen a la economía y a la empresa?

Es una política muy positiva para la economía y fundamental para salir de la crisis. Ha ayudado a mantener la economía con ritmos de crecimiento significativos y se va a mantener en Europa hasta el año 2020. Por tanto, hay que asumir que en 2021-2022 los tipos van a estar entre 2,5 y 3 puntos por encima de los actuales y es importante para la empresa el mantenimiento de una estructura financiera sana y un nivel bajo de endeudamiento. Desde la perspectiva de la banca es una situación muy mala. Porque si la empresa no tiene que endeudarse, la banca no dará créditos, y unido al hecho de que le exigen más capital, bajos tipos y una asfixia en regulación, el futuro que tiene a medio plazo es complicado. Lo que es bueno para la economía es malo para la banca.

"Euskadi necesita imperativamente un big bang transformador"

¿Qué retos tiene ante sí la economía vasca?

La situación de Euskadi es buena: solamente un 4,6% de la población mundial tiene más renta que la vasca, somos el cuarto país del mundo en esperanza de vida, el séptimo en educación, y tenemos la menor tasa de pobreza y de exclusión social comparada con todos los países de la Unión Europea. Pero el mundo está cambiando, las creencias, valores, distribución de poder, la geopolítica, la economía, la distribución de la renta y la tecnología; y por lo tanto tenemos un futuro cuestionado, como el resto de economías desarrolladas, y Euskadi ya está entrando en una fase de desplazamiento. En 1980 pesábamos el 7,47% de la economía española, ahora el 6,20%, mientras Cataluña y Navarra se han mantenido. En ese periodo, el PIB español ha crecido el 284% y el de Euskadi, el 218%. Euskadi necesita imperativamente un big bang transformador y no solo por razones económicas, sino para afrontar desafíos sociales muy complejos.

¿Cuáles son esos desafíos?

Entre ellos, el desafío del estado de bienestar. Para mantenerlo se necesitarán 1.200.000 puestos de trabajo y complementar las pensiones públicas con privadas, potenciando las EPSV. Un elemento que tiene un valor estratégico no solo social, y una capacidad financiera que no estamos utilizando para frenar el desarraigo. El envejecimiento, enorme presión sobre el gasto público. La natalidad, ya que desde 1980 la población vasca ha aumentado un 3%, frente al 28% de la catalana y el 40% de la madrileña. Y el crecimiento de la población se traduce en más consumo e inversión y favorece el desplazamiento de los centros de decisión. También necesitamos emigración para incorporar mano de obra.

"Eliminar el Concierto solo podría hacerse cargándose las comunidades autónomas"

¿Y a qué responde el desarraigo de grandes compañías vascas?

Ha habido una política de Estado de potenciación estratégica de Madrid y se nota en las infraestructuras: el AVE llegará a Euskadi en 2025, lo que significa que va a llegar 32 años después que a Madrid, Sevilla, Ciudad Real y Córdoba. También tenemos una presión sindical demencial y el impacto pasado de ETA que fue brutal, la presión fiscal no competitiva para rentas altas, y la no utilización de las capacidades financieras que tenemos, como las EPSV. Dé usted ventajas fiscales a aquellas EPSV que se destinen a invertir en renta variable, que creen posiciones de control en empresas del País Vasco, para mantener el arraigo. Y sería necesario que instrumentos del Gobierno vasco, como el fondo de capital riesgo, tuvieran mayor dotación.

¿Por qué el Concierto Económico es continuamente cuestionado?

Las instituciones vascas han hecho un gran trabajo negociando y defendiendo el Concierto, pero no han hecho esfuerzo de divulgación y eso me parece un error estratégico. Es nuestro valor fundamental, la estabilidad política y social, porque sin él estaríamos previsiblemente en una situación de mayor tensión política y social de la que existe en Cataluña. Eliminar el Concierto exige modificar la Constitución y el Estatuto de Autonomía, y la única forma de hacerlo sería cargándose las comunidades autónomas. El problema es que hay un posicionamiento político que lo está utilizando para el conflicto territorial en otras comunidades.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Rodríguez
A Favor
En Contra

La mayor renta de los vascos se hace a costa del resto de los españoles, gracias al concierto económico y al cálculo del cupo (el cálculo es lo fundamental, siempre a su favor).

Es competencia desleal, y si no que se lo pregunten a las regiones limítrofes con el País Vasco: La Rioja, Cantabria, Castilla y León. Siempre aguantando, desde hace muchos años, la competencia desleal de la región vasca. Cuando podían mediante ayudas o rebajas fiscales que Europa corregía, y siempre con el concierto y el cupo. Ellos más ricos, los de alrededor más pobres, precisamente por esa desleal competencia.

Si el concierto y el cupo fueran neutrales y no discriminatorios, entonces los vascos no lo defenderían tanto, les daría igual. La prueba de que les favorece enormemente es que lo defienden con uñas y dientes.

Y además no lo agradecen, nunca han dado las gracias al resto de los españoles por permitirles disfrutar de ese régimen fiscal, ya que si lo tienen es porque se les permite. Los españoles podrían votar una nueva constitución o nuevas leyes que lo suprimieran.

Por lo menos dad las gracias.

Ellos no contribuyen a la caja común para toda España, se quedan con lo recaudado y "pagan" los servicios que presta el Estado Central con el cupo. Hay que preguntarse porqué seguimos soportando esta discriminación sin hacer nada.

En España se premia a los antiespañoles, y a las regiones patriotas se las castiga: es el mundo al revés.

Y las amenazas de este señor "sin el concierto estaríamos con más tensión que en Cataluña", se las puede tragar, porque el 155 y la fuerza del Estado se ríe de sus amenazas vascas.

Puntuación 2
#1
A Favor
En Contra

¡Qué poca vergüenza tiene esta gente!

Insolidarios, egoistas, desleales y racistas.

La buena noticia es que eso, al final, tiene sus consecuencias. De aquí a 50 años las provincias vascongadas, y probablemente también Navarra, se verán abocadas a la irrelevancia política y económica.

Por ejemplo, una compañía como Eroski o Euskaltel no tienen ningún recorrido en el resto de España. Los vascos, como los catalanes, se han hecho muy antipáticos para el resto de españoles, y no estamos dispuestos ya a pagarles la fiesta.

Puntuación 4
#2
De cajón
A Favor
En Contra

Quienes compren o utilicen productos y servicios separatas, son colaboradores del momio. Daría-concedería cupo personal a quienes residieran en Vascongadas porque lo pidieran, por ser diferentes y hablar su propia lengua, distinta del chapelo estandarizado ?. A que no ?. No se trata de reconocer "peculiaridades", sino de forzar privilegios.

Despierten y actúen en consecuencia. A los desgobiernos esto les importa un pito, a Vd. no debería. !!!

Puntuación 0
#3
Caganer
A Favor
En Contra

Qué cara dura tienen con lo del AVE. Los Catalanistas y Pujol lloraban y lloraban con lo de que no les llegaba el AVE a Barcelona.

Cuando llegó, facilitó el que más negocios se hagan desde Madrid ya que muchos estan cansados del nacionalismo.

Lo que necesitamos es un tunel tipo "Gotardo" que atraviese los pirineos aragoneses por Can Franc.

Ya verías como otro pelo les correría. Lllevamos siglos de tiranía logística de Irún y Junquera.

Puntuación 2
#4