País Vasco

Euskadi teje su red de producción local en el ámbito socio sanitario y de salud

El lehendakari Iñigo Urkullu, en la inauguración de las instalaciones de VIVEbiotech. IREKIA
Bilbao

Los indicadores de recuperación de la economía vasca demuestran que la actividad industrial y las inversiones se están incrementando y hay un mayor dinamismo. Uno de los sectores más activos es el del ámbito de la salud y sanitario, con las recientes apuestas productivas de VIVEbiotech y grupo Alcor.

Las crisis son siempre duras pruebas para los sectores económicos, ya que sitúan al límite las capacidades de las industrias y empresas que tienen que sobreponerse a sus devastadores efectos. Pero al mismo tiempo, las debacles generan nichos de oportunidad ya que ponen al máximo la maquinaria innovadora y estratégica de las compañías para mantener su actividad.

En los peores momentos de la actual crisis, durante y tras el confinamiento que llevó a la paralización de la actividad mundial, quedó en evidencia la carencia que Euskadi tenía en determinados suministros sanitarios de gran necesidad: equipos de protección (EPIs), mascarillas, respiradores, etc.

Gracias a la alta industrialización vasca (más del 24% del PIB antes de la pandemia), las compañías de diferentes sectores reaccionaron con rapidez y buscaron la forma de diversificar su actividad y adaptar sus procesos productivos para conseguir proveer a la sociedad de esos bienes tan vitales para afrontar el avance de los contagios por coronavirus.

Industria kilómetro cero

Y de esa situación, precisamente, surgió la urgencia y necesidad de configurar una red de proveedores locales para cubrir ese vacío que había en el ecosistema industrial, ante posibles nuevas eventualidades similares. En ese momento se empezó a configurar una industria kilómetro cero para los ámbitos de la salud y sociosanitarios.

"En esta crisis se ha visto la necesidad de potenciar las cadenas locales, para garantizar el suministro de los elementos más críticos de la economía. Además de tener proveedores internacionales, tenemos que tener proveedores locales y tener cobertura local cara a situaciones como la vivida", señaló la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia.

El sector de biosalud y biociencias en Euskadi cuenta con más de 150 empresas, cerca de 8.000 trabajadores y un negocio de 1.700 millones de euros, sin contar los datos de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud). Estas cifras suponen el 2% del PIB. Por su parte, el clúster del sector, Basque Health Cluster, supone el 80% de esas cifras en negocio y empleos, el 1,6% del PIB y cuenta con 90 organizaciones asociadas.

Las previsiones para los próximos años apuntan a que el sector de la BioSalud crecerá en Euskadi un 50% en cinco años y alcanzará el 3% del PIB vasco. Estos objetivos se enmarcan en esa apuesta por desarrollar una industria local, generadora de nuevos empleos científico-tecnológicos especializados y que ofrezca capacidad de producción 'kilómetro cero' ante nuevas alertas sanitarias.

En este escenario de conformación de un ecosistema en torno a la salud, destacan las dos últimas inversiones realizadas por empresas del territorio.

Ampliación tras cinco años

Tras cinco años en el mercado, la empresa biotecnológica guipuzcoana VIVEbiotech ha ampliado sus laboratorios ubicados en el Parque Tecnológico de Miramón, en San Sebastián, tras invertir unos 4,5 millones de euros.

Es la primera y única compañía en España que produce vectores lentivirales, que contribuyen a la cura de cánceres y enfermedades raras y con este centro pasa de unas instalaciones de 1.200 metros cuadrados y una sala blanca, a 3.000 metros cuadrados, en los que dispondrá de siete de estas 'inmaculadas' salas. Gracias a esta ampliación, VIVEbiotech multiplicará por 30 su capacidad de producción de vectores virales. "El cáncer volverá a estar detrás de la pandemia, una vez ésta pase", recordó el presidente ejecutivo de VIVEbiotech, Gurutz Linazasoro, en la inauguración.

También el directivo de VIVEbiotech indicó que para combatirlo sigue siendo básica la educación. "La Formación Profesional Dual con la que contamos es pionera y es y será fundamental el curso especializado que está a punto de implantarse", anadió. apuntando que en los próximos años harán falta 200 personas con habilidades en I+D. Antes, para finales de este año, la empresa espera aumentar su plantilla hasta las 85 personas.

Estas nuevas instalaciones son un incentivo más para la investigación en las terapias avanzadas de orientación industrial en Gipuzkoa, a las que hay que sumar el plan Euskadi Next del Gobierno vasco, en el que está incluida VIVEbiotech, para que parte de los fondos europeos de recuperación por la pandemia se destinen a convertir al Parque de Miramón en un punto de referencia internacional.

En la actualidad, VIVEbiotech desarrolla y fabrica vectores virales para más de 20 compañías farmacéuticas de 35 países diferentes. Según señaló el lehendakari Iñigo Urkullu en la inauguración, "VIVEbiotech refleja un sector económico-sanitario importante y avanza en la vanguardia y en ser un atractivo para la innovación, un sector estratégico para Euskadi".

Además, Urkullu reconoció "la enorme capacidad de aportar valor" que está demostrando un sector estratégico para el futuro de Euskadi como es el de las Biociencias y la Biotecnología, al tiempo que valoró la función "dinamizadora y tractora" del Clúster de Salud.

Nuevas tecnologías para la salud

A la inversión de VIVEbiotech se ha sumado la del grupo alavés Alcor, con empresas dedicadas a los sectores industrial, sanitario, aviación y automoción prioritariamente que dan empleo a 180 personas y facturaron 36 millones de euros en el ejercicio 2020.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, inauguró las nuevas instalaciones de Alcor dedicadas a nuevas tecnologías para la salud, que han supuesto una inversión cercana al millón de euros. El centro se encuentra en el polígono industrial de Jundiz, en Vitoria, donde también están las empresas del grupo dedicadas a nuevas tecnologías y salud. En concreto, Mizar Additive Manufacturing, Mizar Health, FM Control, eMedica y Karten Space. El resto del grupo, Atik, dedicado a la automoción se encuentra ubicado en otro pabellón, también en Jundiz.

La inversión de un millón de euros destinada a las nuevas instalaciones se realizó en plena pandemia, y viene a sumarse a los 8 millones de euros invertidos previamente en las empresas de Alcor focalizadas en nuevas tecnologías.

Gotzone Sagardui puso en valor que, gracias a la sinergia e intercambio de conocimientos entre diferentes sectores, el grupo Alcor es capaz de proponer y aplicar soluciones integrales y personalizadas, tal y como demanda el ámbito sanitario. "Esto contribuye a que Euskadi siga teniendo uno de los servicios de salud pública más avanzados de Europa".

Por otra parte, otras compañías con AJL Ophthalmic, que comenzó su actividad en julio de 1992 en Álava y está dedicada al diseño, fabricación y distribución de una amplia gama de productos sanitarios principalmente para la especialidad de oftalmología, afrontará su crecimiento y posicionamiento en el sector internacional.

Crecimiento de AJL Ophthalmic

Para acometer este reto, AJL contará con Talde Promoción y Desarrollo SCR, S.A. y Kaizaharra Corporación Empresarial (KCE), que se han incorporado a su accionariado. Con esta operación, contribuirán a impulsar el plan de crecimiento que busca consolidar a la compañía en el sector de la oftalmología en las distintas subespecialidades en las que tiene presencia, así como impulsar su desarrollo en áreas quirúrgicas afines. En el marco de esta operación, el fundador y primer ejecutivo de la compañía, Pedro Salazar, mantendrá el liderazgo en la gestión y continuará vinculado accionarialmente a la misma.

Desde su creación, la actividad de AJL Ophthalmic viene determinada por la innovación y desarrollo constante de nuevos implantes intraoculares y otros productos oftalmológicos de aplicación en cirugía intraocular. Para ello, cuenta con un departamento para la investigación, desarrollo e innovación de nuevos productos, en permanente colaboración con prestigiosos oftalmólogos, universidades y centros tecnológicos, lo que le permite abordar nuevos retos y mejorar su nivel científico-técnico.

Con presencia comercial en más de 70 países, es el único fabricante español de implantes intraoculares para oftalmología, y dispone de tecnología de última generación en sus instalaciones productivas del Parque tecnológico de Miñano y de Chicago.

Nueva planta de Faes Farma

Otro de los grandes proyectos anunciados para Euskadi es el de Faes Farma, que invierte 150 millones en la construcción de una planta, que triplicará su producción hasta los 100 millones de medicamentos. Se ubicará en el Parque Tecnológico de Bizkaia y su ejecución se prolongará durante 2021 y 2024. Esta planta se suma a la que tiene en Leioa.

Y es que tener tener fabricación ha sido y es clave para captar a las grandes farmacéuticas, como en el caso de Viralgen, que inició la actividad en 2018 en Gipuzkoa y ha sido capaz de atraer el interés de la multinacional Bayer, que compró la compañía a finales de 2020. Como consecuencia, la nueva división de terapias génicas y celulares avanzadas de Bayer va a tener una de sus principales fábricas en Euskadi.

Viralgen, VIVEbiotech y la vizcaína Histocell son tres empresas con capacidad de fabricación en terapias avanzadas, génica y terapia celular y forman un polo potente en la comunidad autónoma vasca. Histocell ha incorporado recientemente en su capital a la firma Cardiva, para reforzar su posición en productos sanitarios y medicamentos innovadores.

Mientras la biotecnológica Biolan avanza en sus desarrollos en su unidad de salud, Biolan Health, con el lanzamiento de un test que, en menos de diez minutos y a bajo coste, permite detectar anticuerpos en personas que han estado infectadas por el coronavirus, con alta eficacia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin