País Vasco

Los astilleros vascos encaran la crisis con pedidos y carga de trabajo para tres años

  • Los tres constructores tienen 17 barcos en cartera, por 900 millones
Javier López de Lacalle, director general del Foro Marítimo Vasco. Foto: Domi Alonso
Bilbao

La pandemia provocada por el coronavirus golpeó con dureza, como al resto de actividades, a los astilleros europeos, con una caída del 62% en nuevos pedidos y de un 77% en términos de valor con respecto al año anterior. A pesar de que la industria naval vasca se vio afectada al igual que el resto de sectores y economías, consiguió mantener la actividad -se estima una caída de alrededor del 2% en 2020 en términos de facturación-, e incluso logró cerrar contratos durante el pasado ejercicio.

Así, los astilleros vascos se adjudicaron seis nuevos pedidos, el 33% del sector estatal, con horizonte de trabajo hasta 2023. Esta buena tendencia ha continuado en este 2021, con nuevas captaciones de contratos que posibilitan que el sector encare la crisis y la recuperación con una cartera cercana a los 900 millones de euros. Esta cifra de pedidos les proporciona carga de trabajo para los próximos tres años.

Euskadi tiene tres astilleros que poseen cinco factorías: Zamakona, con implantaciones en Pasajes (Guipúzcoa), Santurce (Vizcaya) y Canarias; Murueta, con ubicaciones en las localidades vizcaínas de Erandio y Gernika; y Balenciaga, en el pueblo guipuzcoano de Zumaia.

Estos astilleros cuentan en cartera con 17 buques, 15 para armadores internacionales y dos son pedidos nacionales, A finales del pasado marzo, Zamakona se adjudicó dos nuevos contratos, tres barcos, por más de 130 millones de euros: un remolcador para la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) y dos atuneros congeladores para un armador internacional. Estas embarcaciones representan carga de trabajo para los próximos dos años y medio, unas 900.000 horas de trabajo, y las entregas están previstas para el ejercicio 2023.

Salud frente a la recuperación

Para el Foro Maritimo Vasco (FMV), organización que agrupa a 230 empresas del sector que facturan unos 2.855 millones y emplean a 13.700 personas, la cartera denota la salud del sector cara a la recuperación.

Además, la industria marítima vasca cuenta con fortalezas, entre ellas, explica Javier López de Lacalle, director general del FMV, el alto valor añadido de sus buques. "El éxito del astillero vasco es que fabrica a demanda del armador, es muy versátil y dispone de una gran capacidad tecnológica".

Pero a pesar de la carga de trabajo y de la capacidad tecnológica, el sector naval se enfrenta a riesgos e incertidumbres. La falta de movilidad actual, provocada por la lenta vacunación en España y Euskadi, está afectando ya a la competitividad del sector, frente a los competidores internacionales que están mucho más avanzados en la inmunización. "Competidores, como Reino Unido, ya están vacunados y pueden asistir a ferias y reuniones para cerrar acuerdos. Mientras nosotros, a la cola de Europa en vacunación, podemos perder los clientes para siempre", denuncia el director del FMV.

Asimismo, la todavía escasa movilidad está encareciendo las embarcaciones. "Los astilleros no han notado pérdida de trabajo, pero sí se les están encareciendo los barcos por las restricciones de los viajes de técnicos en el commissioning, la terminación de los barcos y la puesta a punto", detalla López de Lacalle. La situación actual hace que el técnico no pueda viajar en cualquier momento y cuando lo hace, sus gastos se multiplican por tres. Además, si no se puede entregar en la fecha prevista el barco, hay penalizaciones por demora.

Para cuando la pandemia pase, el sector naval vasco ha puesto en marcha un plan estratégico 2021-2024 para abordar la innovación tecnológica y no tecnológica, y la implantación de los parámetros de la Industria 4.0 en la industria naval

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
D Villamil
A Favor
En Contra

Mientras quitan y ponen gobiernos, preferentemente que sean nefastos y sin escrúpulos, para seguir parasitando a el resto de españoles que llevan aguantando la injusticia de esta gentuza dos o tres siglos..y tan contentos los muy contontos.

Puntuación -6
#1