País Vasco

Laboral Kutxa y Caixabank descartan una recesión, pero si habrá una "amplificación de la desaceleración"

Participantes en la jornada de Adype en Bilbao. EE
Bilbao

Los responsables de los servicios de estudios de Laboral Kutxa, Joseba Madariaga, y Caixabank, Oriol Aspachs, descartan la entrada en recesión de la economía global, pero si creen que habrá "una amplificación de la aceleración". Los economistas de las entidades financieras han hecho esta afirmación en un desayuno-coloquio celebrado en Bilbao por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi, Adype.

Oriol Aspachs ha abierto la exposición asegurando que cada vez es más difícil analizar la economía, "no por su contenido sino porque llevamos años de mensaje claramente positivo y ahora es ni muy optimista ni un desastre. Ahora en el medio y según el día". No obstante, ha dicho que la economía global a 2020 seguirá en desaceleración, pero no habrá recesión "sí amplificación de la desaceleración a nivel global".

Centrándose en el escenario internacional, Aspachs prevé un crecimiento mundial del PIB en el entorno del 3,2 por ciento en 2020. Como en años anteriores este crecimiento será más intenso en las economías emergentes, si bien se percibe una desaceleración general, con las economías avanzadas creciendo por debajo del 2 por ciento, e incluso del 1 por ciento en el caso de Alemania.

Ha apuntado que en "un escenario de desequilibrios macroeconómicos contenidos y caracterizado por la gran incertidumbre comercial, los países europeos -y especialmente Alemania- son los que más están sufriendo la desaceleración".

Previsión estatal

Ya en el escenario estatal, CaixaBank prevé que España cierre el ejercicio con un crecimiento del PIB del 1,9 por ciento y una tasa de paro del 14,2 por ciento. "El paro refleja el cambio de tendencia, la recuperación de salarios es buena, el apoyo a los hogares y la calidad del empleo. Los flujos son buenos, pero la tasa de temporalidad sigue siendo demasiado alta", ha explicado Aspachs.

Con vistas a 2020, Aspachs ha situado el crecimiento del PIB español en el 1,5 por ciento, y ha afirmado que se seguirá generando empleo, si bien a un menor ritmo (1,4 por ciento), con una tasa de paro que se situará en el entorno del 13,6 por ciento, a la vez que mejoran las condiciones laborales, con más contratos fijos frente a los temporales.

Por otro lado, la inversión acusa el aumento de la incertidumbre y la coyuntura del sector manufacturero, que pasa por horas bajas, y las exportaciones crecerán a un ritmo contenido debido a la debilidad de la demanda global. Finalmente, "el sector turístico español es el que parece encarar un escenario más favorable, y en 2020 se podría superar la barrera de los 85 millones de turistas".

Situación en Euskadi

Por su parte, Laboral Kutxa cree que la economía vasca crecerá en 2019 y en 2020 por encima de la española pero tiene previsto rebajar algunas décimas las previsiones que estableció en julio, que eran de un 2,2 por ciento este año y de un 2,1 por ciento el próximo.

La cooperativa de crédito espera que continúe la creación de empleo en Euskadi, aunque considera que no se llegará a la cifra de 28.000 nuevos puestos de trabajos en ese bienio.

El director del departamento de Estudios de Laboral Kutxa, Joseba Madariaga, ha apuntado que tanto la economía vasca como la española crecerán por encima de la media de la zona euro y sus principales países.

En relación a Euskadi, Madariaga ha señalado que los datos "muestran claramente que se está produciendo una desaceleración, en coherencia con lo que está ocurriendo en el resto de regiones".

Además, ha apuntado que la caída de la producción industrial y de las exportaciones son también elementos clave de esa desaceleración, mientras que el sector servicios sigue manteniendo cierta fortaleza. En cuanto al consumo, se aprecia una corrección en la inversión de las familias.

No obstante, también ha recordado que las expectativas empresariales del cuarto trimestre de 2019 mejoraron ligeramente respecto al anterior, con mejores previsiones en cuanto a facturación, pedidos, empleo o inversión. De cara al año 2020, las últimas previsiones de julio de 2019 de Laboral Kutxa sitúan el crecimiento del PIB vasco en torno al 2,1por ciento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.