Opinión

Señal de fortaleza de la renta variable europea

Las grandes tecnológicas estadounidenses siguen acaparando titulares y permiten que el Nasdaq mantenga el rally del pasado ejercicio, con un alza del 7% en 2024.

Sin embargo, el desempeño del EuroStoxx 50, el índice de referencia en Europa, duplica el propio del selectivo que engloba a las cotizadas tecnológicas más importantes de Wall Street. Tanto es así que la pasada semana el EuroStoxx ya batió la resistencia clave de los 5.035 puntos, que son los máximos de 2008 previos a la crisis de Lehman. Rebasar esa cota es una señal de fortaleza de la bolsa europea y abre la puerta a un escenario alcista hasta los 5.500 puntos. No obstante, las dudas con los recortes de tipos y el impacto de las guerras en la economía del Viejo Continente actúan de contrapeso frente al optimismo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud