Opinión

Las pymes: el plato principal de los fondos de capital privado

  • La digitalización está cambiando industrias,  la capacidad de adaptarse y el crecimiento  son esenciales 

Los fondos de capital privado líderes están enfocados en dos objetivos principales: ampliar el tamaño de sus inversiones existentes y levantar nuevos fondos, todo mientras enfrentan obstáculos que ralentizan sus metas previamente establecidas. Para comprender su estrategia de crecimiento, es fundamental utilizar la metáfora de las calorías y la dieta empresarial.

"Engordar" en este contexto se traduce en un enfoque de crecimiento inorgánico a través de adquisiciones. Estos fondos buscan adquirir empresas complementarias o en sectores relacionados, lo que permite a sus inversiones aumentar su tamaño, productividad y éxito. Estas adquisiciones pueden proporcionar sinergias, eficiencias y acceso a nuevos mercados, lo que contribuye a su crecimiento y éxito.


Este enfoque de crecimiento inorgánico es particularmente relevante en un contexto empresarial en constante evolución. España y toda Europa se enfrentan a una serie de desafíos económicos y competitivos, desde la globalización hasta la digitalización y la creciente presión regulatoria. En este escenario desafiante, el crecimiento sostenible y las economías de escala son fundamentales. Las adquisiciones estratégicas permiten a las empresas mantener su competitividad y enfrentar estos desafíos con agilidad y éxito.


A menudo, se tiende a subestimar el potencial económico de España, debido a sus complejas regulaciones y altos impuestos. Sin embargo, es esencial reconocer que el país cuenta con un entramado empresarial robusto, capaz de prosperar en circunstancias adversas. En medio de un laberinto legal lleno de directrices, reglamentaciones y tasas impositivas, las pequeñas y medianas empresas (pymes) han demostrado ser sorprendentemente resilientes.

Estas pymes, que a menudo pasan desapercibidas en los medios y en la inversión, han sido objeto de un cambio de atención en los últimos tiempos. La pandemia del Covid-19 ha trastocado la dinámica empresarial, poniendo de relieve la importancia de estas empresas. En un mundo de noticias sesgadas y negativas, es crucial destacar lo positivo de crear una empresa en un entorno lleno de oportunidades para quienes poseen visión y determinación.

Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners, ha subrayado recientemente que las medianas empresas españolas son igual de productivas que sus contrapartes alemanas, resaltando la necesidad de no poner obstáculos a su crecimiento. Esto nos recuerda la importancia de apoyar a las pymes como pilares fundamentales de la economía y el empleo.

En este momento de la historia, tenemos una oportunidad única para impulsar el crecimiento de nuestras pymes con inversores, tanto industriales como financieros, que han cambiado su perspectiva y han comenzado a apreciar lo que antes pasaba desapercibido. El tejido empresarial de España, compuesto en gran medida por pymes, ha demostrado su capacidad de adaptación y resiliencia en tiempos de adversidad. La pandemia del Covid-19 fue un desafío sin precedentes, pero muchas pymes encontraron maneras creativas de no solo sobrevivir, sino de prosperar. Estas empresas son ágiles, innovadoras y cruciales para el crecimiento económico del país.

El enfoque de "engordar" de los fondos de capital privado podría ser un catalizador para el crecimiento de estas pymes. Al adquirir empresas en sus carteras y proporcionarles acceso a recursos adicionales, experiencia y apoyo, estos fondos pueden ayudar a las pymes a alcanzar su máximo potencial. Esta estrategia no solo beneficia a las empresas adquiridas, sino que también contribuye a la economía en su conjunto al impulsar la creación de empleo y el desarrollo empresarial.

Es importante destacar que España y Europa enfrentan desafíos competitivos a nivel global. La digitalización y la automatización están transformando industrias enteras, y la capacidad de adaptación y el crecimiento son esenciales para mantenerse relevantes en este entorno en constante evolución. En este contexto, las adquisiciones estratégicas permiten a las empresas diversificar sus operaciones, expandirse a nuevos mercados y fortalecer su posición en la industria.

Además, estas adquisiciones pueden tener un impacto positivo en la inversión y la innovación. A medida que las pymes crecen y se integran en empresas más grandes, tienen acceso a recursos financieros adicionales que pueden destinarse a la investigación y desarrollo, lo que a su vez fomenta la innovación y la mejora de productos y servicios. Esto contribuye a elevar la competitividad de las empresas españolas en el mercado global.

En última instancia, la estrategia de "engordar" de los fondos de capital privado no solo es una respuesta eficaz a los desafíos económicos actuales, sino también una oportunidad para impulsar el crecimiento y la innovación en el tejido empresarial español y europeo. Al reconocer y apoyar a las pymes como motores fundamentales de la economía, y al proporcionarles el respaldo necesario para expandirse y competir a nivel global, se contribuye al fortalecimiento de la economía en su conjunto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud