Opinión

El giro populista de Boris Johnson

Boris Johnson

La presión de su propio partido y la desintegración del Gobierno tras la fuga de ministros han llevado a Boris Johnson a dimitir como líder del Partido Conservador.

No obstante, permanecerá en el cargo de primer ministro hasta que se elija el nuevo líder tory en otoño. Las fiestas en Downing Street y otros escándalos pusieron desde hace meses en la cuerda floja a un Johnson que dejará un legado económico más que discutible, tras sus últimas medidas de corte populista. Porque solo así se puede calificar que incumpliera su promesa electoral subiendo el Impuesto de Sociedades a las empresas al tiempo que se negaba a hacerlo con el IVA. Su sucesor tiene ante el sí el reto de revertir un castigo fiscal que frena la actividad en el Reino Unido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin