Opinión

Amores

Se acaba de publicar una encuesta (2.000 entrevistas) de 40dB en torno al pensamiento (sentimiento) de los españoles, pero según Javier Moscoso, historiador y filósofo del CSIC y autor de Promesas incumplidas. Una historia cultural de las pasiones, "no contestas lo mismo si estás enamorado, buscando pareja, desengañado o ya fuera del mercado; y no olvidemos que vivimos en una sociedad de enorme autoengaño, y el amor es una de sus expresiones más significativas".

Según los encuestados, el amor se hace en pareja, heterosexual, monógama, conviviente y estable. Nos queremos mucho, según dicen los emparejados, que ponen un notable a sus pares y casi tres de cada cuatro creen que están con el amor de su vida.

La salud física y la mental lideran las prioridades de los encuestados, pero prácticamente empata con la importancia que dan a hijos, familiares y amigos. Después, valoran su libertad e independencia; en cuarto lugar aparece el amor y la pareja.

Pero los jóvenes (18-24 años) son los que menos valoran el amor y ponen por delante el trabajo y los estudios. En cuanto al sexo –hoy llamado género- apenas se detectan diferencias entre varones y mujeres.

La socióloga Carmen Ruiz Repullo opina al respecto:

"El feminismo radical ha trabajado para deconstruir una idea del amor romántico, y eso es una trampa para las mujeres".

En el mismo sentido y dirección opina Javier Moscoso:

"Ha levantado [una parte del feminismo] un muro al considerar que toda relación sentimental es una relación de dominación, algo que es falso".

Solo alrededor de un 20% de los encuestados creen que se es más feliz sin pareja, aunque la mayoría prefieren estar solos que mal acompañados.

Apenas un 10% de los encuestados considera que es mejor no convivir en pareja. De la encuesta se deduce que los españoles (y las españolas) son mucho más tradicionales de lo que las modernas creen.

La conocida socióloga Belén Barreiro nos recuerda que la sociedad preindustrial se caracterizó por uniones concertadas entre hombres y mujeres, destinadas a ser vitalicias. Entonces no se podía elegir. Más tarde, en el período de la revolución industrial, un mayor individualismo trajo consigo el amor romántico y con él mayor capacidad de elección.

La sociedad postindustrial trajo más libertades individuales. En el amor se impuso la unión romántica. Fue así como se empezó a ver mal casarse por dinero.

Digan lo que digan las neo feministas, la sociedad digital no ha abierto más que una pequeña rendija a otras formas de amor no monógamas. Sin embargo, si uno se adentra en los medios de comunicación parecería que lo que importa a los españoles es el destino de los LGTB y últimamente de los trans, lo cual no hace sino confundir.

Una ideología minoritaria, frente a una realidad muy normalita, dentro de la cual el gran problema no son ni los trans ni los LGTB sino una nupcialidad (o, en general, una unión) deseada que no se llega a realizar, como tampoco se llega a realizar una fecundidad más alta (España tiene desde hace años la fecundidad más baja de Europa). El amor deseado por los españoles jóvenes no se alcanza –en contra de sus aspiraciones- porque la situación económica no llega desde hace años a los niveles que consiguieron sus padres.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Facior
A Favor
En Contra

Recuerdo aquellos primeros años de democracia. En la región valenciana podían lincharte por decir que la bandera tenía o no tenia una banda azul.

En el siglo cuarto, te podían perseguir, quitar todos tus bienes e incluso la vida según dijeras que Jesucristo tenía dos naturalezas o un sola.

La misma Hypatia de Alejandría fue martirizada por ser amiga de un grupo de esos cristianos: los nestorianos.

Sin embargo no se ha perseguido jamás a nadie por afirmar que a+b = b+a. Cuando se defiende algo racionalmente, es suficiente una demostración; pero cuando se defiende algo al margen de la lógica, no hay más demostración que eliminar, perseguir, condenar e insultar al que lo niega. Por eso si quieres mover un ejercito de fanáticos, tienes que darles dogmas muy irracionales. Pero si esos dogmas están relacionados con la sexualidad, entonces la furia es mayor.

Si la ideología LGTBI deja de ser suficiente, se añadirá el orgullo necrófilo o pedófilo. Argumentos irracionales los hay para todo.

Ahora se pretende condenar a los clientes de las prostitutas. ¿Y si pidiéramos a la seguridad social que les pague servicios de prostitutas a los paralíticos, feos o deformes? ¿NO tiene también derecho a disfrutar del sexo? Incluso se puede encontrar razones terapéuticas para hacerlo.

En resumen: TODA DOCTRINA QUE SE IMPONE CONDENANDO A QUIEN NO LA ACEPTA: !!!ES FALSA!!!

Si se dispusiera de una demostración, a nadie se le ocurriría prohibir negarla.

Puntuación 3
#1
yomismo
A Favor
En Contra

Aun quedan ilusos que creen que a todo se le puede aplicar el metodo cientifico. La propia ciencia se basa en una premisa que no se puede verificar empiricamente: que toda la realidad puede conocerse mediante la experiencia.

Puntuación 0
#2
Facior
A Favor
En Contra

Estimado yo mismo,

El método científico es el único método racional basado en la lógica.

Se puede aplicar a todo, absolutamente a todo. Eso no quiere decir que por ese método se pueda saber todo. Tampoco significa que se pueda demostrar todo. Los más grandes hallazgos del método científico se refieren a sus limitaciones. Por ejemplo: Galois demostró que no se puede resolver la ecuación general de quinto grado por radicales. Goedel demostró que toda teoría cientifica consistente es incompleta, es decir, tiene verdades indemostrables.

Pero cuando una verdad es indemostrable por el método científico, ese método no la afirma ni la niega, lo que niega es la existencia de una demostración finita. Consiguientemente, no la acepta ni la rechaza, la considera hipótesis o postulado.

Los métodos que no tienen limitación alguna, son los no científicos. Por la fe o la preferencia personal o el adoctrinamiento, lo mismo se puede aceptar que 3 es lo mismo que 2 como que Belén Esteban es Jesucristo reencarnado en mujer. Ese truco tan irracional de que como el método científico no lo puede todo, mi creencia es verdadera, solo expresa la apoteosis de la miseria intelectual. El que no sea posible demostrar una teoría no implica que tu creencia sea verdadera.

Puntuación 0
#3
Fx
A Favor
En Contra

Tranquilo Facior, ni Yomismo, ni el 90% de los ciudadanos (de cualquier país), llegarán a comprender lo que escribes. Simplemente no tienen el nivel intelectual suficiente para llegar a comprenderlo.

Precisamente por este detalle, tienen éxito los políticos (ya sean hombres o mujeres).

Puntuación 1
#4