Opinión

El reino o las tinieblas: hay que superar el capitalismo para salvar el planeta

Foto: Dreamstime

Va a cumplirse medio siglo de la publicación de "El azar y la necesidad" del Premio Nobel de Medicina francés Jacques Monod. Basándose en los más recientes avances de la biología molecular y la genética, Monod lanzaba un mensaje de carácter profético: la Humanidad se encontraba ante una opción necesaria: la elección entre el Reino, es decir una sociedad de carácter socialista basada en la Ciencia y en la Ética del Conocimiento; o las Tinieblas, en las que el animismo, el capitalismo desaforado y el desprecio al saber modelaban una sociedad del caos y la jungla del hombre contra el hombre.

Medio siglo después, la Humanidad se halla ante una disyuntiva muchísimo más grave y perentoria: la vida humana en el planeta, o incluso la vida simplemente, o el cambio climático irreversible, el colapso civilizatorio y la vuelta atrás en millones de años. Una disyuntiva en la que no optar, no tomar decisiones o no querer asumir lo inevitable, supone elegir -se quiera o no- la catástrofe. La dificultad que supone la consecución del consenso internacional y social necesario para abordar de inmediato soluciones drásticas, se agudiza aún más si se tiene en cuenta que se dispone de un plazo que, en el mejor de los casos, oscila entre los treinta y los cincuenta años. Estamos ante un reto prometeico que no ha llegado a la calle con toda su tragedia. ¿Cuál es el intríngulis del problema, más allá de plazos y dificultades políticas, sociales y culturales, para conseguir una fuerte base social de apoyo activo a las medidas necesarias y urgentes?

La lógica más elemental sumada a la práctica unanimidad de la comunidad científica arrojan un dictamen rotundo: el concepto de crecimiento sostenido ligado a las actividades extractivas de recursos, consumo de energías no renovables, deforestaciones salvajes y esquilme de tierras agrícolas no puede seguir informando el funcionamiento de la economía vigente. Y como consecuencia de ello, el consumismo, la obsolescencia programada, los vigentes valores que se asimilan a la deseable calidad de vida quedan también cuestionados. Un cuestionamiento que dimana además de la contradicción existente entre el modelo de vida llamado occidental y el creciente aumento demográfico.

Superar el capitalismo para tener una sociedad sin diferencias económicas 

Nuestros parámetros de confort, consumo y mercantilización de la vida deben ser evaluados a la luz del dilema siguiente: si se aplican (por Justicia) a los actuales 7.500 millones de habitantes del planeta éste colapsará de inmediato y el cambio climático será irreversible. Pero si, por el contrario, se pretende seguir con la actual situación de crecientes diferencias económicas, sociales y territoriales, en contra de los DDHH universales, el llamado primer mundo debe irse acostumbrando a las pateras, la presión migratoria y al caos generalizado en forma de fascismo administrador de la escasez en nombre e interés de los poderosos y en perjuicio de los débiles, incluidos los del primer mundo.

Y en esto reside la prueba de fuego. El capitalismo ha desembocado en esta situación; sus postulados son incompatibles con una sociedad en armonía y convivencia con el planeta del que forma parte: pero esos postulados siguen vivos como conciencia alienada de la vida económica, social y de valores. Nunca han mandado tanto los muertos.

Por eso las luchas por el planeta, la conservación de la vida y la consecución de una sociedad humanizada significa también "velis nolis" superar al capitalismo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum13

Harto
A Favor
En Contra

Señor Anguita...¿Qué modelo es el que usted propone? Todos los paises comunistas han fracasado. Si usted propone el socialismo nordico, vaya proponiendo entonces el final del impuesto de patrimonio (como en Dinamarca), rebaja del impuesto de sociedades, eliminación de salario mínimo interprofesional como en Dinamarca también, etc etc, convierta usted a España en un pais con alta Libertad económica como los nórdicos , etc. ¿O usted lo que propone es el modelo bolivariano como su admirador Iglesias? Usted mucho bla bla bla y ganar dinero escribiendo en la prensa pero a ver si usted nos desvela de una vez cual es su país modelo (o al menos el país que mas se acerca a sus ideales). Déjese de teorizar y mójese de una vez.

Puntuación 23
#1
El crítico
A Favor
En Contra

Ni siquiera me molesto en leerle a este tipo porque es un pesado que vive todavía en el comunismo mas rancio.

Puntuación 7
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Josh
A Favor
En Contra

¿Superar el capitalismo? !!! Pero Sr. Anguita si usted no lo ha entendido nunca!! cómo va a dar lecciones de nada.

Tampoco hay que perder más tiempo con estos obcecados ideológicos, morirán equivocados. Es imposible remediarlo a estas alturas. Pero al menos que sepan que su sueldo los paga el capitalismo porque el socialismo no llegaba ni a producir suficiente trigo para su población (véase la extinta URSS importando trigo de los capitalistas agrícolas americanos).

Por otro lado, eso de acabar con las diferencias económicas... eso que dice que es la virtud del socialismo (en la pobreza se entiende) en realidad es su talón de Aquiles, ¿por qué me voy yo a levantar temprano y sufrir si gano lo mismo siendo funcionario en una ventanilla? no sé en qué burbuja mental vive para no darse cuenta de ello. Si trabajo más y/o mejor que otro, quiero ganar más, y como no soy envidioso el que trabaje más y/o mejor que yo pues que gane más, no entiendo que problema hay. Ante la ley seremos todos iguales, eso no tiene nada que ver.

Puntuación 14
#3
rambo
A Favor
En Contra

Brillante , una vez más Don Julio. Estamos muy hartos de tanta incultura enchando en cara que el comunismo fracasó. ¿Cómo va a fracasar si no se han dado las condiciones de averiguarlo? No no hay internacionalización generalizada de países comunistas con una distribución por todo el planeta que suponga una cifra cercana al 50% de la población mundial y/o número de países, no se puede apostillar el fracaso de un sistema de asignación de recursos. Por tanto, huelga a comentarios banales y superficiales como que gracias al capitalismo la gente vive.

Puntuación -13
#4
Un inculto
A Favor
En Contra

¿50% de la población sufriendo genocidios, campos de concentración, desplazamientos masivos forzosos , hambre y miseria, para ver si la cosa realmente al final funciona?

¡Ah, bueno, que lo que pasa es que somos todos unos incultos.. !

Puntuación 11
#5
VIO
A Favor
En Contra

El mundo se mueve por la ambición humana, no por la solidaridad. De hecho, la sobre población humana y el exceso de natalidad en los países del tercer mundo se debe al éxito del capitalismo que permite que por primera vez en el planeta estas circunstancias se puedan dar. De todas formas, las previsiones a un futuro de 30 años que apuntan que sólo en África se va a duplicar o triplicar la población, ya que actualmente la mayoría tiene menos de 15 años, y que este boom de natalidad obligará a unos 150 millones de africanos a migrar a Europa, donde llegaran a ser el 25 o 30% de la población, causa escalofríos. La pregunta es: ¿qué se puede hacer?

Puntuación 4
#6
Vicente
A Favor
En Contra

Claro, y si usted fuera separatista la solución sería la independencia. Para un católico, el planeta lo salva el evangelio.

¿Qué le parece si pasamos a los hechos y dejamos las filias y dogmas?

1) Siberia, bajo el comunismo ha hecho de Noril'sk el peor foco de contaminación del mundo.

2) Evitar la contaminación tiene un coste. Si un país no contamina será menos competitivo que el que contamina. Luego, el que contamina dominará económicamente. La solución está en que no haya varios países, es decir, un gobierno mundial.

3) Los salvajes han sido siempre los más respetuosos con la naturaleza. Quizás la causa de la contaminación esté en el progreso tecnológico y no en el sistema económico.

Finalmente, el gran invento del judaísmo fue anunciar el fin del mundo. Los profetas de la Biblia siempre anunciaban nuevos diluvios y para evitarlos había que seguir sus normas. El cristianismo se construyó sobre el anuncio de fin de aquel mundo y el establecimiento del Reino de Los Cielos, para los que le aceptaran y fueran fieles. No hay nada más rentable que la profecía de un final del mundo y que les paguemos y obedezcamos a los que tienen la clave para salvarnos. El mesianismo es más rentable que el capitalismo salvaje. De ahí que hoy transformemos el cambio climático en otro diluvio del cual nos salvarán los nuevos profetas.

La diferencia entre un curandero y un médico está en que el médico tiene un remedio diferente para cada enfermedad. El curandero tiene un remedio que lo cura todo. Pues la diferencia entre un científico y un político es parecida. El político tiene un remedio para todo: El impuesto!!!.- Que la gasolina contamina, pues un impuesto a la gasolina y todo solucionado.

El Cambio climático lo descubrió el sueco Celsius en el siglo XVIII. Demostró que la península escandinava se elevaba por la pérdida de peso del hielo que soportaba y que se iba fundiendo. El cambio climático empezó hace 100.000 años. Eso no significa que la contaminación no haga daño o lo agrave. Pero hay un modo muy sencillo para descubrir que algo es falso. Si se demuestra prohibiendo negar lo y persiguiendo al que lo niega, es que es falso. Lo verdadero se demuestra, no se impone. Y lo que no sabemos demostrar no hay que aceptarlo ni rechazarlo, hay que considerarlo hipótesis de trabajo, que es lo contrario a un dogma.

Pues hoy hay dogmas que se demuestran condenando al que los niega. Para ello se ha inventado la santa Inquisición de lo políticamente correcto, y otras inquisiciones que sufrimos día a día.

Puntuación 3
#7
Usuario validado en Facebook
Legna Hcsob
A Favor
En Contra

me gusta leer a Julio Anguita, por ser persona culta y honesta. Pero he de hacerle ver que no es el capitalismo el culpable de los males que asolan el planeta, que en la época soviética el desprecio al medio ambiente era seña de identidad del comunismo. Que mezclar unos males con otros, como hizo Carl Marx, solo conduce a equivicar la respuesta y al personal. Es paradójico lo poco que sabía Marx de la estructura industrial del siglo XIX, no había trabajado en su vida y mucho menos dirigido una empresa. De ahí su éxito.

Puntuación 2
#8
Usuario validado en elEconomista.es
Krapusa
A Favor
En Contra

A mis queridos críticos del comunismo: bravo,.. lo peor de lo peor...y por ende, el contrasistema, el capitalismo, lo mejor de lo mejor.

Pues nada, sigan así, no hay nada mejor que beatificar un sistema exponiendo la perversión del otro. Parlotear de los males del comunismo para sacralizar la bonanza del capitalismo.

Olvidemos el empirismo científico y recemos, porque de aquí a medio siglo más de pensamiento único no estemos un poco más "calentitos".

Puntuación 0
#9
Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Bravo Anguita, igual q Rusia...como en China, comunista, sin escrúpulos y el más contaminante del mundo, junto con su vecino India, también de filosofía socializante...o el engendro q sea.Fúmate otro más que estás que te sales.

Puntuación 2
#10
Heribero
A Favor
En Contra

Lo importante es ir contra el capitalismo lo otro es secundario. El comunismo fue contra el capitalismo en la cuestión económica y fracaso. En muy pocos países en la economía se sigue los principios comunistas. Se debe buscar otra cosa contra el capitalismo, el clima. Mi abuelo creció creyendo en la apocalipsis religiosa y mi nieto debe hacerlo en la climática. Una pregunta que no se va a atrever a contestar. Si hacemos todos lo que nos pides ¿como va a evolucionar el clima? ¿se va a queda parado como no lo ha hecho en miles de millones de años? ¿por algún motivo la evolución no va a ir a una situación peor?

P.D. La unanimidad se debe por que al que no pasa por el aro se dice que no es científico, de forma análoga a los herejes en la religión antigua

Puntuación 2
#11
Usuario validado en elEconomista.es
Krapusa
A Favor
En Contra

la ciencia es empírica, se demuestra, no cuela cualquier cosa. La religión es un acto de fe, se cree, puede aceptarse cualquier dogma.

El cambio climático "acentuado" por el ser humano es un hecho. Aceptarlo no es un acto de fe, sino probatorio, se llame China o se llame USA.

Puntuación 0
#12
Luis
A Favor
En Contra

El capitalismo no es un sistema, sino el nombre que pone el Comunismo a la forma natural de vida. Fascismo y Comunismo es lo mismo, es decir, una organización centralizada de la sociedad en la que un grupo social avasalla al resto: en el Fascismo son los aristócratas y terratenientes quienes lo hacen; mientras que en el Comunismo son los obreros industriales (proletarios) quienes se unen para dominar el Estado. En ambos casos quienes más pierden son los campesinos. Tanto fascismo como comunismo arruinan la sociedad. La solución es el liberalismo, democracia sin fronteras o como se quiera llamar.

Puntuación 1
#13