Opinión

El problema fonético de unificar la marca BBVA

BBVA cambió esta semana su logotipo y, además, anunció que suprime las designaciones locales que presentan sus filiales en Estados Unidos, Argentina, México y Perú. Todas pasarán a llamarse, a partir de ahora, BBVA. La decisión del presidente Carlos Torres ya es definitiva, pero cuentan en el grupo que hay directivos de las hasta ahora llamadas Bancomer, Francés o Continental que temen las dificultades que el cambio de denominación planteará, a la hora de promocionar el acrónimo en sus respectivos países.

"La pronunciación be-be-uve-a no es tan automática como parece en gran parte de Latinoamérica. De hecho, la letra v tiene múltiples denominaciones según el territorio que consideremos: be corta, be chiquita, be pequeña, be baja... En Argentina, además, acostumbran a pronunciarla casi como una efe. La designación uve es casi exclusivamente española", apuntan desde una de las filiales. Es más, ante los posibles obstáculos lingüísticos, hay quien asegura que en cada país "improvisarán" sus propias soluciones. Por ejemplo, en el caso de México, dicen que es muy posible que "acaben pronunciando las siglas en inglés para evitar mayores problemas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint