Opinión

Gran hito para el empleo femenino

  • El número de mujeres afiliadas a la Seg. Social, el mayor de la historia
Foto: Getty.

Como suele ser habitual marzo es el mes en el que el empleo comienza su fase ascendente. El mercado laboral adentra, pues, en los meses buenos para las contrataciones. Aunque la Semana Santa quede lejos, las altas temperaturas han hecho que la temporada turística se adelante más de lo normal y que la hostelería haya creado más de 57.000 puestos de trabajo durante el mes de marzo. Pero además, y como ya sabemos, cuando hay elecciones el empleo público crece más de lo normal, situándose en este último año en más de 80.000 nuevos trabajadores en este sector.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el paro en el mes de marzo ha disminuido en más de 33.000 personas (presentando el peor dato desde 2014), dejando el número de desempleados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) en los 3,25 millones. Además, como dato más importante, hemos ganado 155.000 nuevos cotizantes a la Seguridad Social, dejando el número de afiliados por encima de los 19 millones, 541.000 más que en el mismo mes del año 2018. Aparte del buen comportamiento de la hostelería, debemos destacar la mejoría que va demostrando la construcción, mes a mes, creando casi 15.000 nuevos empleos.

Pero si hay un dato que me gustaría destacar es el récord de mujeres afiliadas a la Seguridad Social en la serie histórica, situándose en 8.835.018, es decir, el 46,3% del total de afiliaciones. Recordemos que el número de mujeres con estudios superiores son mayoría (no solo en España, sino en la mayoría de los países europeos); sin embargo, tradicionalmente, hemos venido siendo los hombres quienes hemos tenido la mayor tasa de empleo.

En principio, es un buen síntoma que refleja algunos cambios, pero hay que seguir profundizando en la calidad de estos trabajos. Recordemos que las mujeres trabajan en sectores donde se gana menos, tienen puestos con menor retribución, trabajan menos horas (teniendo, en algunos casos, carencia de suplementos salariales) y son las más expuestas a cobrar el Salario Mínimo Interprofesional. Además, El 70% de las personas con un trabajo parcial involuntario son mujeres, lo que hace del empleo a tiempo parcial en España una forma de ocupación fundamentalmente femenina.

Además, el rol de cuidadora suele recaer en la mujer más que el de cuidador en el hombre.

La maternidad y las responsabilidades familiares (tanto ascendente como descendente), obliga en muchos casos a tener dobles jornadas laborales (una de ellas cuando sale de su jornada laboral remunerada; y otra, no retribuida, dedicada principalmente a las tareas del hogar y al cuidado de las personas dependientes). El 95% de las excedencias por hijos o cuidado lo cogen las mujeres. La maternidad, en algunos casos, discrimina, y por ello los permisos de maternidad/paternidad podrían permitir que se vayan eliminando los roles de género que pueden estar perjudicando a las mujeres.

Precisamente, hace unos días entró en vigor la ampliación a ocho semanas del permiso de paternidad en España (retribuidas al 100% e intrasferibles), que será efectiva para todos los nacimientos que se produzcan desde esa fecha, tal y como se recoge en el Real Decreto-Ley recientemente aprobado por el Gobiernos de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, y que ha sido convalidado por la Diputación Permanente del Congreso.

El permiso de paternidad se ampliará de forma progresiva: se elevará a ocho semanas en 2019; a doce en 2020 y a dieciséis en 2021, igualándose así al de maternidad.

Una vez equiparados, las seis primeras semanas posteriores al parto serán obligatorias e ininterrumpidas, y las diez restantes que tendrá cada progenitor serán a distribuir hasta que el bebé cumpla un año.

Siempre conviene recordar que en España hay más de 600.000 empleadas del hogar y una de cada tres no tiene contrato (cada vez hay más personas empleadas de más de 60 años) y que, a la hora de analizar los datos de paro y su posible proyección hay que tener en cuenta que en el año pasado la Semana Santa, que suele suponer un impulso del empleo en los sectores más turísticos, se celebró en marzo, mientras que este 2019 se traslada la festividad a abril, por lo que esperamos que se mantengan las tasas de empleo.

Si bien, siguen siendo necesarias para reducir la precariedad y mejora de la calidad en el empleo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

F M R
A Favor
En Contra

Es un placer leer un análisis de los datos de empleo con dos buenas noticias, cambios que mejoran los permisos de paternidad, un pequeño paso que ayuda a lograr la igualdad, y que un analista nos explique los resultados y sea capaz de ir más allá. Gracias Sr. Martínez

Puntuación 0
#1