Opinión

Garamendi comienza censurando a la Prensa

Antonio Garamendi. Imagen: EFE

En el mundo empresarial empiezan a causar sorpresas las maneras empleadas por Antonio Garamendi desde que llegó a la presidencia de la patronal.

Al intento de aprobar su sueldo con alevosía y nocturnidad, sin informar a la Junta directiva de la cuantía concreta, se añade ahora el modo con que intenta silenciar a los medios que se muestran críticos con él.

Cómo informó elEconomista, Garamendi se puso un sueldo de 300.000 euros anuales y 50.000 de variables, algo inédito en la organización desde la etapa de José María Cuevas. Pero en lugar de informar de la cantidad a la Junta, remitió su difusión al portal de transparencia de la organización empresarial, lo que retrasa su publicación un año.

Este lunes aún aparecía la remuneración del anterior presidente de la CEOE, Juan Rosell, en 2017, quien, como se sabe, había renunciado a su sueldo. Garamendi solo recabó el apoyo de Juan Pablo Lázaro, el vicepresidente que dirige la Comisión Presupuestaria, encargada de aprobar su sueldo.

elEconomista y La Vanguardia fueron los dos únicos medios en papel periódico que denunciaron sus malas prácticas. Visiblemente enfadado por poner al descubierto la maniobra, Garamendi puso en marcha una ronda de entrevistas con varios periódicos, en las que ordenó dejar fuera expresamente a los dos medios incómodos, que difundieron la citada información.

"Un comportamiento extraño porque llegó prometiendo transparencia y tolerancia"

elEconomista es el líder de la información económica y La Vanguardia lo es en Cataluña. "Está desconocido desde que lo nombraron presidente, ha dejado de hablar con algunos de sus amigos y exige respeto por su cargo", aseguran fuentes cercanas. Un comportamiento extraño porque llegó prometiendo transparencia y tolerancia. Es lo que le faltaba a la CEOE, una organización sacudida por la polémica de sus presidentes, que ha perdido el prestigio de antaño entre sus propios miembros: los empresarios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

Carmen
A Favor
En Contra

Lo siento por los periódicos, pero es que me meo... jajaja.

Ay los empresarios, los empresarios.

Puntuación 4
#1
Carmen
A Favor
En Contra

La de lindezas que harían juntos Garamendi y Abascal en pos de la libertad...puf.

Puntuación 3
#2
ernesto
A Favor
En Contra

siempre fue lo mismo, un profesional del humo

Puntuación 4
#3
JonS
A Favor
En Contra

Pues nada, elEconomista, a seguir chupando el c. de Garamendi - en euskara “monte alto, elevado” - y del resto de empresarios, como tienes por costumbre.

Puntuación 2
#4
Juan
A Favor
En Contra

porque llegó prometiendo transparencia y tolerancia"

Anda este peor que los otros y 300,000 euros de sueldo (por que yo lo valgo)

Que cierren la coe y echen a estos ,organismo que se ha comprobado NO sirve para nada,carente de ideas y iniciativa para la creacion de empleo.

¨Cada vez ponen a uno peor.

Puntuación 2
#5
jesus
A Favor
En Contra

300.000 euros de salario,, se nos mean encima y nos hacen creer que es lluvia

Puntuación 2
#6
A Favor
En Contra

Que le quiten las subvenciones públicas y apoquinen de su dinero si tan empresarios son y dejen de chupar

Puntuación 3
#7