Opinión

Un revés a la 'tasa Google' española

Los planes del Gobierno de gravar, de forma inminente, a las grandes tecnológicas con un nuevo impuesto tropieza con un importante escollo en la UE. El Ecofin se decantó ayer por posponer la aplicación de la tasa Google hasta 2020 y siempre que no se acuerde otra solución en la OCDE.

Los impulsores de esta decisión fueron Francia y Alemania lo que supone que, si España persevera en sus planes, sería la única gran economía europea que recurriría al impuesto de este tipo (sólo acompañada quizá por Reino Unido).

Se trata de un importante revés, ya que la tasa Google española, si el Gobierno la aplica unilateralmente, no solo verá mermada su recaudación, sino que minará la competitividad de la economía en su conjunto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin