Opinión

Hacienda ataca a los que no fueron a la amnistía fiscal

  • El fisco aplica de forma inhumana la ley antifraude de 2012
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Las normas nacen, por su propia naturaleza, para ser aplicadas. De ahí, Séneca extrajo una máxima que enseña que donde hay leyes, no hay discusión (Epistulae, 97,38). Las palabras de Séneca son sabias, pero el transcurso de unos cuantos siglos impone ciertas matizaciones.

Como es conocido, en el año 2012 se produjo una regularización tributaria excepcional que, pagando un 10% de impuestos, permitía ponerse al día con el fisco a aquellas personas que disponían de bienes y derechos en el extranjero o dinero en efectivo no declarado.

El objetivo de Hacienda, indisimulado, era recaudar lo máximo para hacer frente a un agujero recaudatorio de 2.500 millones de euros en los Presupuestos del Estado y, para animar a los afectados, se fue modificando la normativa cíclicamente hasta la fecha límite de presentación, el 30 de noviembre de ese año.

La situación que se vivió en el mundo tributario fue lamentable, a fuer de caótica. Un Real Decreto Ley que se iba desregulando a través de órdenes ministeriales, instrucciones, preguntas frecuentes, vídeos informativos y campañas amigables de Hacienda para que se coadyuvara a los clientes a acudir a la llamada del fisco, obligándose incluso al organismo encargado de velar por la lucha contra el blanqueo de capitales a rectificar su criterio a tal respecto.

Al final, los beneficiados por dicha regularización pagaron entre el 1 y el 2% sobre el capital que tenían en el extranjero pero, ante una panorama de tal inseguridad, hubo mucha gente -la inmensa mayoría- que no quiso saber nada de amnistías. Y eso que uno de los medios amenazadores que el Ministerio utilizó fue crear una normativa antifraude que no admite parangón en todo el orbe civilizado, cuyo proyecto fue ampliamente difundido y que entró en vigor en el ínterin del proceso de regularización. Lejos quedan las leyes candorosas e inocentes que reclamó Montesquieu.

Como dije en este mismo periódico en esa época, se trata de una norma opresora que da carta de naturaleza a una imprescriptibilidad de la deuda tributaria y a un régimen sancionador que sitúan a España en lo que algún autor ha llamado Guantánamo tributario. Quien no hubiera regularizado la amnistía y, en paralelo, no hubiera informado de sus bienes y derechos en el extranjero en el año 2012, se situaba en tierra de nadie, enfrentándose a un problema aparentemente irresoluble.

Esta diferencia de trato para unos y otros defraudadores, los amnistiados y los que no se fiaron del Ministro, me recuerda a la clasificación de las leyes que realizó Vandelli, entre las que se encontraba la legislación esquizofrénica, propia de Jekyll y Hyde en el Parlamento.

Desde entonces, son muchas las voces autorizadas que clamamos contra esa normativa antifraude, a la que cabe achacar vicios de inconstitucionalidad, de contrariar las libertades comunitarias y hasta los mismísimos derechos humanos.

Un primer paso para su desaparición se encuentra en la contestación que la Comisión Europea ha dado a las denuncias que plantearon algunos valientes, en la que advierte mimbres suficientes para iniciar un procedimiento de infracción ante el Tribunal de Luxemburgo, en clara aplicación de un mínimo de cuatro precedentes judiciales en ese sentido de dicho orden judicial.

Sin embargo, el tiempo ha ido pasando y los antiguos territorios donde tradicionalmente ocultaban los ahorros los españoles -Andorra y Suiza, no así Gibraltar- se están viendo coadyuvados por el entorno internacional a firmar un acuerdo multilateral de intercambio de información que hará que, en 2017, deban dar información automática de sus ahorros a otros países interesados en estos asuntos.

Ante esta tesitura y dado el carácter confiscatorio de la ley antifraude, muchas personas han procedido a regularizar su situación tributaria fuera de plazo de la única manera que se permite en los formularios tributarios diseñados por la propia Agencia Tributaria: mediante declaraciones complementarias de los años no prescritos, presentando asimismo fuera del plazo reglamentario el modelo informativo de activos en el extranjero.

Pues bien, ya podemos decir que la Agencia Tributaria ha sacado toda su artillería pesada aplicando de forma inmisericorde las consecuencias inhumanas de la ley antifraude de 2012, a través de inspecciones con liquidaciones que superan el total del capital que se disponga en el extranjero, lo que me trae a la memoria las letras con que se despide la mítica Escopeta Nacional, "y ni fueron felices ni comieron perdices" desgracia habitual mientras haya ministros y administrados.

comentariosicon-menu12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

No se molesten
A Favor
En Contra

Podemitas diciendo tonterías y disparates de todo tipo en 3, 2, 1...

Puntuación 3
#1
ebh
A Favor
En Contra

Por este artículo parece que hay que pedir perdón a los desfraudadores. Mucha mas sanción tendrían que tener.

Puntuación -9
#2
A Favor
En Contra

ME TEMO QUE LA JUSTICIA EUROPEA ACABARí TIRANDO ESTA LEY POR LOS SUELOS.

LO QUE PASA ES QUE COMO TARDE MUCHO LOS MONTORO'S BOYS SE ACOGERAN A LO MISMO QUE SE HAN ACOGIDO CON EL TEMA DEL CÉNTIMO SANITARIO, QUE CURIOSAMENTE PARA DEVOLVERLOS SI HAY PRESCRIPCIÓN.

¡ESTE ES EL SENTIDO DE LA JUSTICIA DEL SEÑOR MONTORO! (Y POR ENDE DEL GOBIERNO).

Puntuación 20
#3
gronimo
A Favor
En Contra

Defraudar a Hacienda es robar a todo el Pais.

Deberia considerarse uno de los peores delitos sin violencia, junto a los relacionados con la corrupcion.

Multa y carcel.

Puntuación -18
#4
ris
A Favor
En Contra

Cierto, cierto GRONIMO siempre que el dinero recaudado no se malverse, no se emplee de forma fraudulenta o no se dilapide como en tantos casos, (AVE, CASTOR, Aeropuertos sin aviones, etc, etc, etc)... o no se emplee en tantos amiguetes, asesores y duplicidades por todos lados...

Puntuación 17
#5
GRONIMO
A Favor
En Contra

RIS, los actos que comentas se encuadrarian dentro de los delitos cometidos por corrupcion y malversacion de caudales publicos. Igualmente de reprochables y de punibles como los de Defraudar.

Pero que exista la corrupcion no es excusa para que se defraude, como parece que das a entender.

Puntuación -12
#6
Viva Robin Hood
A Favor
En Contra

Grónimo no te enteras. Penalizar el mal-llamado fraude fiscal es como penalizar el que uno se defienda ante una violación. Los impuestos no son más que un robo protagonizado por el Estado. Resistirse a ese robo es de héroes y a los defraudadores habría que agradecerles ser los únicos españoles con moral que quedan en este país, y que estén dispuestos a ir a la cárcel, y a quedarse sin un duro con tal de resistir la tiranía y la opresión de los políticos y funcionarios de este país.

Puntuación 16
#7
carlinhos
A Favor
En Contra

Leyendo aquí opiniones (escritas por personas que han recibido una educación, puesto que están correctamente escritas) que DEFIENDEN ABIERTAMENTE EL FRAUDE justificándolo en que la Administración no siempre administra correctamente los fondos públicos ... se ve que no hay remedio para este país.

Que mucha, mucha, mucha gente SIEMPRE intentará EVADIR impuestos.

Y eso no hace otra cosa que dar la razón al comportamiento de Hacienda (criticado por el articulista): mano dura al que defrauda. Es lo único que somos capaces de entender. El palo.



A mí me parece que, si hubo una amnistía, es correcto que haya DOBLE PALO para el defraudador que despreció la oportunidad de acogerse a la misma. El primer palo, por defraudador. Y el segundo palo, por seguir riéndose de Hacienda (y de los que tributamos religiosamente) al "pasar" de la amnistía. "Eso será para pardillos, yo soy más listo que nadie, a mí no me pillan".

Además ¿qué autoridad o incentivo tiene una amnistía fiscal, si no hay palo doble para el que no se acoja a ella? Me acogeré si tengo alguna ventaja por hacerlo (o sea: si eso me evita el "palo doble").



No me gusta ni un pelo el Montoro. Es un demagogo, cínico y creo que no muy buen gestor. Pero reconozco que en esto, estoy en total desacuerdo con el articulista.

Puntuación -7
#8
carlinhos
A Favor
En Contra

#7 Robin Hood

El que no te enteras me parece que eres tú

El defraudador no defrauda para "resistir la tiranía y la opresión de los políticos y funcionarios de este país" (cito tus palabras textuales)

El defraudador, defrauda PARA NO PAGAR. PARA AHORRARSE ESOS IMPUESTOS Y QUEDíRSELOS ÉL. PARA QUE LE PAGUEMOS LOS DEMíS LA SANIDAD, LA EDUCACIÓN, LA POLICÍA Y LAS CARRETERAS. Y para REÍRSE EN NUESTRA JETA.

Yo también creo que los políticos y funcionarios de este país derrochan dinero a espuertas (cuando no lo roban directamente), y que administran de forma MUY INEFICIENTE el dinero DE TODOS.

Pero no me vengas con milongas de heroísmos por los defraudadores. El que no paga impuestos es un JETA Y UN CARADURA. No es un héroe. Héroe sería el que se manifiesta, el que se encadena al Congreso ... ¿A TI TE PARECE QUE LOS PUJOL SON UNOS HÉROES POR HABER ESTADO ESTAFANDO DINERO A HACIENDA? Amos anda ya ...

Puntuación 0
#9
represión financiera discriminatoria
A Favor
En Contra

El artículo se refiere a la regularización como "ponerse al día con el fisco a aquellas personas que disponían de bienes y derechos en el extranjero o dinero en efectivo no declarado." Es preciso aclarar que una cosa es el patrimonio que se posea en el extranjero, que hasta 2013 sólo debía declararse en el Impuesto sobre el Patrimonio (suspendido en 2008 y recuperado algo mas tarde) pero sólo si el valor del patrimonio superaba un determinado límite, y excluyendo una cantidad por vivienda habitual y también los planes de pensiones. Consecuentemente, si no se superaba el límite de patrimonio, no había obligación de declarar los bienes en el extranjero (ni en España, claro), y los que tenían bienes en el extranjero en esa situación cumplían perfectamente con la Hacienda si declaraban IRPF y de ninguna manera se les puede tratar de ocultadores ni de defraudadores por tener parte de sus bienes en el extranjero. Muchos los tienen (emigrantes, Erasmus, etc...). En lugar de ser más eficaz controlando el impuesto de Patrimonio para todo el mundo, el Ministro de Hacienda decidió apretar sólo a los que tienen patrimonio fuera, con la declaración informativa 720 y sus sanciones disparatadas. Se trata sólo de represión financiera discriminatoria, contraria a la Unión Europea, porque es una barrera proteccionista para evitar la salida de capitales de España, cuando una de las bases de la Unión es, precisamente, la libre circulación de capitales, personas y mercancías. Igual que yo, madrileño, puedo tener una casa o mi cuenta bancaria en Murcia, soy libre, porque lo dice la Unión, de tener una casa o una cuenta bancaria, valores, o prestar mi dinero a un Belga.

Puntuación 5
#10
A pagar golfos.
A Favor
En Contra

#9 Totalmente de acuerdo contigo, Carlinhos

Puntuación -2
#11
MANUEL
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con el 10,en cuanto a gronimo,carlinhos y tropa, por favor ,documentense antes de opinar,si no independientemente de que esta ley, ademas de injusta es un expolio para mucha gente,que de ninguna manera son defraudadores,ustedes opinando de esa manera solo se hacen complices de ella y quedan como unos ridiculos ignorantes.

Puntuación 3
#12