Opinión

Se habla del nuevo objetivo de ERC, el fin de los tricornios y del temor de la OTAn en Madrid

La Agencia Tributaria, nuevo objetivo de ERC

Tras "cobrarse" la cabeza de Paz Esteban como directora del CNI,ERC no afloja a la hora de exigir compensaciones al Gobierno por el caso Pegasus. No solo apuntan a la ministra Margarita Robles. Ahora también aspiran a tener más control en órganos clave de la Administración española. Así se desprende de la ofensiva parlamentaria que han emprendido los republicanos para reformar la Agencia Tributaria, con el objeto de reforzar la vigilancia y la persecución de los defraudadores. En el Congreso de los Diputados ha sorprendido que el grupo que lidera Gabriel Rufián pida una modificación de la Hacienda nacional en lugar de más poder para la autonómica. La sospecha es que el objetivo es arrancar al PSOE una fórmula que permita a la formación tocar el timón de la lucha contra el fraude. Desde la propia ERC se tacha de "disparatada" esta interpretación, defendiendo que el fin es que el Gobierno cumpla sus compromisos adquiridos en la Ley antifraude aprobada hace un año. Pero en la oposición aseguran que un viraje así contaría con el respaldo de Podemos, y provocaría, en el mejor de los casos, un rumbo populista en la lucha contra el fraude. Y en el peor, un uso político de las investigaciones. La "sospechosa" propuesta sigue su tramitación.

La Guardia Civil se despide de los tricornios

En 1989, Luis Roldán, exdirector de la Guardia Civil célebre por motivos que el Cuerpo preferiría olvidar, decidió retirar los tricornios de los uniformes de los agentes, salvo en ciertas excepciones, como el personal de fronteras. Veintitrés años después, la actual responsable, María Gámez, quiere culminar su tarea y "erradicarlos" por completo. Esto ha provocado revuelo dentro y fuera de la Benemérita. No pocos agentes comparten el argumento del Gobierno de que se trata de una prenda tan icónica como poco práctica para la labor policial. Pero critican el "innecesario" empeño en suprimirla. Sobre todo tras conocerse que se destinarán más de 100.000 euros en sustituir los 5.000 tricornios que aún se utilizan en el uniforme.

Una cumbre de la OTAN libre de escuchas

Que los servicio de inteligencia españoles tardaran un año en detectar que los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y varios de sus ministros, habían sido espiados, ha provocado bastante inquietud de cara a la cumbre de la OTAN de finales de junio. En fuentes diplomáticas se cuenta que han tenido que garantizar a los visitantes que la reunión será "libre de escuchas".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.