Opinión

La subida de tipos de interés, craso error

  • Va a ocasionar más pobreza, sobre todo en las clases medias y bajas

Los bancos centrales, y como no podía ser de otra manera también el europeo, ya han empezado o al menos anuncian que van a elevar sus tipos de interés de intervención con alzas sucesivas. El argumento que ofrecen es que deben hacerlo para reducir la inflación que se viene experimentando.

Desde verano del año pasado es cierto que se está observando una subida de precios que se inició en las materias primas.

Se debe recordar que la subida de los tipos de interés es una de las herramientas de los bancos centrales para intentar provocar una bajada de la inflación. Pero hay que tener en cuenta que esta inflación actual no está ocasionada por una excesiva Demanda sino por el lado de la Oferta. Y por tanto una subida de tipos de interés resulta ser del todo innecesaria.

Porque si en estos momentos se tiene en cuenta la gran subida de precios de la energía y además que existe una escasez, cada vez mayor, de algunos alimentos como pueden ser los cereales, que son fundamentales para la producción de carne o alimentos preparados etc., es indiscutible que dicha subida de tipos va a redundar en que la capacidad económica de los agentes económicos en general se vea mermada sustancialmente y de una manera preocupante.

Es por ello que el FMI, que también propugna la subida de tipos de interés, avisa de que hay que tener especial cuidado con lo que vaya a ocasionar en las personas con una vulnerabilidad delicada, pues conocen de antemano los efectos tan nocivos a los que se van a ver abocados.

Subir los tipos obviamente va a servir para que la Demanda se reduzca, pero es que ésta ya se reduce lógicamente por la falta de poder adquisitivo originada por causas que nada tienen que ver con la subida de los tipos de interés de intervención.

Por tanto, esta medida económica resulta ser un craso error que va a ocasionar, indudablemente, más pobreza sobre todo en las clases medias y bajas. Lo cual abocará, con toda seguridad, ya no sólo a una menor expansión del PIB, sino a un menor desarrollo económico que acrecentará la brecha de la desigualdad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin