Opinión

Una rigidez que destruirá empleos

El Ejecutivo confirma que recuperará la prohibición de hacer despidos objetivos que aplicó durante la pandemia del coronavirus para hacer frente a las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Sin embargo, no ha concretado la forma en la que lo hará. Tampoco se lo ha aclarado a patronales ni sindicatos, con los que Trabajo ni se ha sentado a negociar las medidas antes de su anuncio. La imprecisión y falta de información se suma así a una rigidez que agravará el daño de una crisis de precios que, como ocurrió con el Covid, ya está obligando a paralizar la actividad de muchas empresas. Si se les prohíbe hacer los ajustes en las plantillas que necesitan para sobrevivir, la destrucción de empleo que acarreará será aún mayor e irremediable.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin