Opinión

La inflación daña el sector exterior

El impacto del alza de los precios está siendo mayor en España que en otros Estados de la UE. De hecho, el diferencial de la inflación entre nuestro país y la eurozona se sitúa en el 1,7%, lo que lastra a niveles de 2006 la competitividad empresarial frente al exterior.

Este dato evidencia que el golpe del aumento del IPC, que cerró febrero en el 7,6%, no solo supone un lastre para el consumo al afectar a los presupuestos familiares. También constituye un freno para el sector exterior, que fue clave para que España superara la crisis financiera y la generada por la pandemia del Covid. La pérdida de este motor constituye un nuevo obstáculo para las empresas y, por extensión, para la ya renqueante recuperación económica que nuestro país muestra.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin