Opinión

Alivio insuficiente frente al IPC

Rebajar el IVA de los carburantes del 21% actual al 10% como reclama el Consejo Editorial de elEconomista supondría un ahorro para los consumidores. En concreto, llenar un depósito con capacidad de 55 litros sería hasta 11 euros más barato que en la actualidad.

A pesar de este descuento y de la presión al alza de los precios por la guerra en Ucrania, el Gobierno demora la puesta en marcha de esta medida. Llama la atención que el Ejecutivo presente tal retraso cuando otros países de nuestro entorno ya actúan con presteza para paliar el alza de los carburantes. Es el caso de Francia que ya ha anunciado descuentos de 15 céntimos por litro durante cuatro meses, que asumirá directamente el Estado. Portugal, por su parte, ha reducido el impuesto especial que grava los combustibles y, además, devuelve hasta 40 céntimos por litro. Esta contundente actuación en los países vecinos debe servir de acicate para que el Gobierno acelere la medida para paliar el impacto del alza de los carburantes entre los ciudadanos y las empresas. Pero como bien recuerda el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, estas medidas deben tener un carácter temporal para que no se trasladen al déficit público.

La limitación de los precios del gas reduciría hasta el 50% la factura eléctrica y supondría un freno para la alta inflación

Además, la actuación sobre los carburantes solo supone un gesto de cara a la galería para los ciudadanos, ya que su impacto para resolver el problema de la inflación, que cerró febrero en el 7,6%, sería muy limitado. Con la idea de actuar con contundencia frente a la escalada del IPC es más aconsejable rebajar el coste de la luz y del gas. Limitar el precio de este hidrocarburo generaría una caída en el recibo eléctrico de entre el 40 y el 50%. Esta reducción sí tendría un gran impacto en el bolsillo de los ciudadanos y en la inflación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin