Opinión

Se habla de la 'revancha' de Ayuso, el lastre de Cataluña y la caótica vacunación de los niños

¿Cesará Ayuso a sus consejeros 'pro-Casado'?

Las secuelas de la crisis del PP llegan a la Puerta del Sol y amenazan con desatar un baile de consejeros. Se rumorea que Isabel Díaz Ayuso quiere mostrar la salida a los consejeros señalados como partidarios de Pablo Casado. Se habla, en concreto, del consejero de Justicia, Interior y Presidencia, Enrique López; el de Transportes, David Pérez; y el de Administración Local y Digitalización, Carlos Izquierdo. La sempiterna guerra interna en el PP de Madrid parece centrar su próxima batalla en estos tres nombres, hasta el punto de que algunos medios no dudan en calificarles de "traidores". Sin embargo, su destino no se decidirá hasta mayo, que es cuando se prevé que la presidenta de la Comunidad realice una remodelación de su Gobierno. Pero el alcance que tenga es, hoy por hoy, una incógnita sujeta a lo que ocurra tras el consejo extraordinario del PP. Además pesa, y mucho, cómo se recompondrá la relación con el ex portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, que optará a la reelección como alcalde de Madrid en 2023.

El exceso de burocracia asfixia a Cataluña

El Banco de España acaba de confirmar lo que era un clamor unánime entre las empresas y los emprendedores de Cataluña: el abuso regulatorio perpetrado por la Generalitat, con 900 normas nuevas aprobadas de media al año, tres veces más que Madrid. Aunque en 2020 rompió su propio récord y llegó a las 1.800. Esta ultraburocratizacón de la economía pasa factura a la región. En ámbitos políticos y empresariales se denuncia que la recuperación de los principales sectores económicos se está viendo asfixiada por estos "excesos" que afectan especialmente a la hostelería y el turismo. En el Govern se justifican por las condiciones de la pandemia, pero las empresas responden que eso no explica el récord de los años precedentes.

El 'caos' que paraliza la vacunación infantil

La campaña de vacunación para los niños de entre 5 y 11 años se ha estancado. Si el 21 de enero alcanzaba al 50% de los menores, un mes después solo había llegado al 56%. Desde el Gobierno se achaca este frenazo al impacto de ómicron, que ha disparado los contagios y retrasado el ritmo de la vacunación. Pero los padres ven otra causa mucho más clara: la descoordinación entre administraciones. "Ni se aclaran ni nos dan información clara a nosotros en un tema tan delicado", afirman los progenitores, hartos del "mareo" al que les someten los cambios de un día para otro en las directrices de vacunación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin