Opinión

¿Existe la biología?

No hace mucho tiempo que el hecho de afirmar que el sexo biológico existe ha castigado la reputación de algunas figuras públicas. La más señalada es la escritora inglesa J.K. Rowling, de 56 años, creadora de Harry Potter.

De entrada, Rowling lo tenía todo para gozar del aplauso del progresismo, pues, además de ser simpatizante del Partido Laborista, ha donado buenas cantidades para sus campañas. En el plano personal, sufrió de joven los malos tratos de un marido que resultó ser un auténtico cafre y su historia de superación es digna de mencionar, pues escribió la novela que la ha hecho millonaria sacando ella sola adelante a su bebé.

El periodista Luis Ventoso escribió a finales de enero lo siguiente:

"Este fin de semana he andado bastante de paseo. Las calles lucían animadas, llenas de gente con pinta de estar pasándoselo bien. La verdad es que se percibe un contraste notorio entre el cabreo cainita de nuestros políticos y el país más o menos feliz que parece haber ahí fuera. En estos garbeos callejeros noté, sin embargo, algo muy raro. Vi por calles, terrazas y restaurantes numerosos dúos de hombres y mujeres, muchos de ellos con una evidente complicidad afectiva. Y observé algo todavía más extraño: algunas de esas parejas heterosexuales caminaban acompañados por unos seres bajitos, que tenían toda la pinta de ser sus hijos. Qué cosas."

Si uno hace caso al ultra feminismo tendría que creer que no existe el sexo biológico. En el mundo anglosajón son ya varias las personalidades que han visto arruinado su prestigio por sostener algo tan elemental como que existen hombres y existen mujeres. El castigo se denomina cancelación y el cancelado se convierte en un apestado. Entre los apóstoles españoles de la tesis de que el sexo es solo un asunto psicológico destaca nuestra ministra de Igualdad. Supongo que se quedaría encantada si un día, en el confort de Galapagar, el barbado Pablo se presenta a la hora del desayuno y le comunica que se lo ha pensado mejor y que ahora él es una mujer.

Otro personaje que ha sufrido las iras del progresismo es Dave Chappelle, un cómico estadounidense que tiene un humor agudo. Es descendiente de esclavos negros y en el pasado fue aplaudido por la izquierda. En 2016, la plataforma Netflix le firmó un contrato de 20 millones de dólares para grabar seis programas. Pero en octubre del año pasado a Chappelle, que había hecho escarnio de medio planeta sin que pasara nada, se le ocurrió soltar en uno de sus programas que "el género es un hecho". Además, añadió la siguiente observación revolucionaria: "Cada ser humano en esta habitación, cada humano en la Tierra, ha tenido que pasar a través de las piernas de una mujer para llegar aquí". Un aluvión de quejas exigió su despido y hasta recibió varias amenazas de muerte, al igual que le ha ocurrido a J.K. Rowling.

No sé si al notable Luis Ventoso, ahora en El Debate, se le va a caer el pelo si nuestro Gobierno progresista, ecologista y feminista sigue ahí cuatro años más. Tal vez veamos el día en que una ley prohibirá emplear esas deplorables palabras (mujer y hombre) por "transfóbicas".

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Solo le diré una cosa, las pocas veces que pongo los informativos (Porque aun los llaman así) de la TV, me da la impresión de estar viendo una escena del planeta de los simios (Pido perdón a los inteligentes simios) y en seguida los quito, porque me deprime mucho, ver la espiral de decadencia intelectual en la que han entrado los seres humanos del supuesto, primer mundo.

Puntuación 10
#1
yomismo
A Favor
En Contra

Así es, el sexo es un constructo social, por eso las mujeres pueden parir, porque es lo culturalmente prescrito. Me dicen que no diga paridas, lo que demuestra la represión del heteropatriarcado, me prohíben parir paridas.

Puntuación 4
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Por otro lado, cada ser humano debería poder escoger su género libremente, por ejemplo yo soy un hombre de pelo en pecho, pero me excita la lencería y me gustaría ser mujer para ponerme ropa sexy. Me dice la mujer que tenerme sin sexo durante un mes me está trastornando. Esta es una antigua, el sexo no existe, solo existen seres humanos rozando sus geniales, los pervertidos ven sexo por todos lados. Dios me estoy trastornando, necesito con un urgencia un ser humano con muchas curvas, con sus pechos, una ser humano del género femenino, porque el sexo femenino no existe, pero el género si, es lo que me pone, el género.

Puntuación 4
#3
VIO
A Favor
En Contra

Pablito Iglesias y sus huestes renqueantes se han aprovechado de estas paridas para medrar en política. Son unos listillos. Poco a poco los ciudadanos les van conociendo. Últimamente les están tirando a la calle en cada elección que se presentan. Tienen miedo. Solo les queda Venezuela, su paraíso económico soñado. De modo que están muy asustados ya que prefieren vivir en Galapagar. Vivir en un paraíso comunista les aterra. Efectivamente, la biología existe y los caraduras también.

Puntuación 0
#4