Opinión

El Club de los Inquisidores

Más allá de los engaños del Gobierno en los Presupuestos y sus previsiones de crecimiento y recuperación de nuestra economía, refutadas por todos los organismos y servicios de estudios nacionales e internacionales incluidos el Banco de España y ahora también la OCDE.

Al margen de su inc

apacidad para encontrar soluciones a la inflación y la subida escandalosa de los precios energéticos. Por encima, incluso, de sus tropelías con esa ley de inseguridad ciudadana que proyecta y también de los repuntes del COVID y su variante Ómicron, el desafuero más relevante de los que hemos asistido en la última semana, por sus posibles consecuencias, es ese infame escrito presentado por los equipos de comunicación del PSOE, Unidas Podemos, y el resto de sus coaligados en el Congreso para que la presidenta de la Cámara "tome medidas" contra determinadas actitudes de periodistas acreditados, a los que acusan de no comportarse acorde "con el código deontológico ni con los principios de actuación acordados por los profesionales del ramo".

Un escrito firmado por todos los partidos miembros del "Club de los Inquisidores", como acertadamente lo define el que fuera secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, nada sospechoso de extremista de derechas, tras el que se encubre un intento de silenciar las críticas y de acabar con la libertad de información y que revela, también, la incapacidad intelectual de los portavoces de estas formaciones para responder o esquivar preguntas pretendidamente incómodas o que no son conforme a sus dogmas doctrinarios.

Documento impropio de los principios más elementales de la democracia en los que, ya sabíamos, ni creen ni comparten formaciones como los morados podemitas, los nacionalistas como ERC, PNV, Junts, PDeCAT, Más País o ese Bildu heredero de los terroristas de ETA. Partidos que sintonizan más con las dictaduras de Cuba y Venezuela y que en las comunidades que gobiernan actúan con prácticas de acoso y derribo de las instituciones y de las libertades, silenciando y acosando a los opositores y alentando la delación de quienes no piensan como ellos o no hablan en la lengua que ellos quieren imponer ante la pasividad del gobierno del Estado.

Lo que no se esperaba que a tal felonía se sumara también el PSOE, un partido que fue esencial para la Transición y que ahora se ha transformado en un PSANCHEZ sumiso y sin escrúpulos renunciando a sus principios, a su historia y la memoria de todos los socialistas que durante la Transición trabajaron y colaboraron en la recuperación de la libertades, de la reconciliación y del diálogo, pagando algunos incluso con su vida a manos de quienes hoy hacen homenajes sus aliados de la coalición Frankestein.

Insólito. Tanto como la falta de solidaridad y de reacción de los profesionales de la comunicación y la tibieza o silencio de las asociaciones de la prensa ante tamaño desafuero que, en lógica respuesta deberían pedir el mismo código deontológico y principios de actuación a quienes, desde la Tribuna o en la sala de prensa ofenden y denigran la institución parlamentaria, con insultos, baladronadas, chulería o amenazas en las que algunos de los portavoces de los partidos firmantes, como el tal Rufián, son especialistas consumados. Eso y dejar de asistir a las ruedas de prensa o actos (des)informativos de las formaciones que aparecen en el escrito mientras no rectifiquen o retiren su demanda. Y esto no es corporativismo, sino decencia.

Pero no. Así nos va y así vamos a seguir estando en esta profesión de contar la actualidad que cuando se ejerce con libertad, dignidad e independencia es uno de los pilares esenciales del sistema democrático. Porque, como comentaba escandalizado un veterano compañero, se empieza desenterrando a Franco y se termina desenterrando la censura. Amén.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Facior
A Favor
En Contra

Gracias, muchas gracias una vez más por su artículo.

Hoy no se encadena a los esclavos con grilletes de acero. Hoy se encadenan con información falsa y manipulación.

Hace años, en el semanario titulado "La Codorniz", ya se profetizó. Está verdugo preparando la cuerda para ahorcar a un sentenciado a muerte. Mientras tanto el juez le lee la sentencia:

<>

Pues eso: cuando la inmensa mayoría se consiga que sean ignorantes y deshonestos, democráticamente se podrá condenar a muerte a los sabios y a los honestos.

Por eso envidio a los gatos. Ellos no tiene esos problemas.-

Puntuación 10
#1
Facior
A Favor
En Contra

Reedito porque en el anterior se perdió una frase:

Gracias, muchas gracias una vez más por su artículo.

Hoy no se encadena a los esclavos con grilletes de acero. Hoy se encadenan con información falsa y manipulación.

Hace años, en el semanario titulado "La Codorniz", ya se profetizó. Está verdugo preparando la cuerda para ahorcar a un sentenciado a muerte. Mientras tanto el juez le lee la sentencia:

"Puesto que en Manchonia todos somos sinvergüenzas, justo es que a ti que eres honrado te ahorquemos."

Pues eso: cuando la inmensa mayoría se consiga que sean ignorantes y deshonestos, democráticamente se podrá condenar a muerte a los sabios y a los honestos.

Por eso envidio a los gatos. Ellos no tiene esos problemas.-

Puntuación 5
#2
yomismo
A Favor
En Contra

La Inquisición te prendía fuego si no opinabas como le gustaba, Franco te pegaba un tiro sin juicio y te enterraba en una cuneta. Eso si era estar perseguido, pero la derecha de este país nunca ha censurado, ni censura a estos personajes. Censura y se sienten perseguidos, porque alguien pueda cuestionar que determinadas actitudes de determinados periodistas incumplen las normas deontológicas básicas de la profesión, o ciertos periodistas faltan al respeto al que entrevistado. Es el problema de la derecha de este país, es intolerante y no soporta que gobierne la izquierda. Este berrinche, como el de la derecha política, económica y social, es propio de niños de papa, malcriados, mimosos y que tienen baja tolerancia a a frustración.

Puntuación -10
#3
Facior
A Favor
En Contra

Estimado yomismo,

Durante el franquismo, para poder leer a Voltair, adquiríamos sus obras editadas en Argentina y escondidas debajo de la tarima de un chiringuito. Por eso, los de mi generación, aprendimos a ser rebeldes y no aceptamos imposiciones de nadie. Solo demostraciones o datos.

Para decir lo que decir de Franco, si no tuvieras el fanatismo sectario en las neuronas, deberías añadir que hasta 1948 los maquis sembraron el terror en los pueblos del maestrazgo. Con ello se justificaban los franquistas poder ejercer su terror. Si usas las matanzas de los otros para justificar las de los tuyos, usas la misma miseria moral de los que criticas-

Hay toda una videoteca reciente de Sánchez mostrando que usa la mentira como método. Por ejemplo, jamás pactaré con Bildu. En las pricipales tertulias televisadas, cuando miente algún paniaguado de izquierdas, y alguien va a demostrar que miente, el moderador lo interrumpe justificandose con que hay que dar paso a la publicidad. Eso ocurre en la sexta, en la tercera, en la cuarta y en la TV5. Solo hay una emisora escondida en un canal más lejano, la 13TV, en la que el moderador hace los mismo para acallar a la izquierda. Luego, si te molestan las mentiras periodísticas, tienes muchas más en la izquierda. LA mentira gobierna el mundo hoy gracias a los poderosos medios de comunicación. En cualquier periódico lees que la carne procesada produce cáncer, y a los pocos días te recomiendan la de alguna marca afirmando que reduce el colesterol.

Puntuación 2
#4
yomismo
A Favor
En Contra

Mas que Facior deberías llamarte Fachior, que es lo que eres por justificar a un dictador fascista. Siempre presumiendo de pensamiento neutral y científico, pero estás muy pero que muy escoradito a la derecha, lo cual no es nada raro, pues toda persona que dice que la ideología es mala, es derechas fijo. Pues a la derecha le gustaría eliminar todo pensamiento crítico con el sistema, que la política solo fuera la gestión de los intereses dominantes.

Puntuación -3
#5
Facior
A Favor
En Contra

Estimado yomismo,

No puedes imaginarte como te agradezco tu último mensaje. No concibo una manera más contundente de darme la razón. Como único argumento insultas. Ello es la prueba más clara de demostrar que no puedes argumentar nada ni desmentir nada de lo que he dicho.

Gracias una vez más.

P.D.

Revisa tus neuronas porque en lugar de regirse por lógica y hechos, se rige por odios. De ahí que tu argumento más frecuente sea el insulto y la descalificación. Es una lástima porque en algún mensaje has demostrado inteligencia; pero te puede siempre más el sectarismo.

Besos.

Puntuación 0
#6