Opinión

Se habla de guerra interna en ERC, de distanciamiento de Garzón y los sindicatos y de la Constitución

Ernest Maragall, portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona

Maragall desata una guerra interna en ERC

Cuentan en ERC que la posición de Ernest Maragall contraria a apoyar los Presupuestos de Ada Colau en Barcelona ha desatado una guerra interna en el seno de ERC, que ha obligado a intervenir al propio Pere Aragonès. De hecho, fue el presidente de la Generalitat el que obligó a Maragall a rectificar su posición respecto a las cuentas del consistorio catalán porque necesitaba el apoyo de los comunes de Colau para sacar adelante los Presupuestos del Govern. Por lo que se comenta en la formación, esta pugna ha desatado aún más las hostilidades en ERC entre los que apoyan que Maragall sea el candidato de la formación en las municipales de 2023 y los que impulsan un cambio. Estos últimos recurren a la avanzada edad del candidato (cercano a los 80) como argumento principal para impulsar una cara nueva en el Ayuntamiento. Por otro lado, los fieles al portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona echan mano de encuestas internas que indican que Maragall sería el ganador de las municipales de 2023". Con todo, el hecho de que Maragall se haya convertido en "un verso suelto en ERC" es, según dicen, la causa que podría llevar a que Aragonès se inclinara finalmente por apoyar a otro candidato en los comicios de dentro de dos años.

Sigue el distanciamiento de Garzón y sindicatos

Alberto Garzón no logra restañar la herida abierta con los sindicatos. Tras la sorpresiva alianza de CCOO con los empresarios para criticar la regulación del juego, ahora es UGT el que mueve ficha y prepara la presentación de un Anuario que expone la "difícil situación del sector de las apuestas". La nueva regulación afecta, y mucho, a los empleos y eso es algo por lo que las centrales sindicales no pueden pasar; aunque, según se comenta, al ministro militante del PCE le escuece la intensidad del "desplante que le hacen en favor de la patronal y que en otros frentes no se da".

Nueva normalidad en el Día de la Constitución

El Congreso de los Diputados prepara un Día de la Constitución con mayor participación de invitados de a pie que el pasado año, pese a la incertidumbre añadida por la variante ómicron del virus. Se dice en la Cámara Baja que "así las ausencias de algunos de los nuevos aliados nacionalistas del Gobierno serán más difíciles de excusar". También se recuperan las jornadas de puertas abiertas canceladas en 2020. En ellas, aunque no se espera la afluencia de 2019, se prevé que el "total de visitantes sea semejante a la etapa pre-Covid".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin