Opinión

Golpe a las ventas de casas a corto plazo

La nueva plusvalía castiga el negocio de las promotoras

El nuevo sistema de cálculo del impuesto de la plusvalía municipal, que se abona al vender un inmueble, supone un cuantioso beneficio para quienes planteen esa operación a largo plazo.

 Las bases imponibles actuales pueden ser, en ese caso, hasta 36 puntos inferiores a las establecidas por el sistema que el Constitucional tumbó. Ahora bien, la situación es la opuesta para los plazo inferiores a cinco años desde la adquisición del activo, ya que los gravámenes crecen hasta 14 puntos. El Gobierno se excede al dar por supuesto que operaciones en plazos tan breves se deben en su mayoría a la especulación. La realidad es que las promotoras y otros inversores inmobiliarios necesitan realizar ventas de ese tipo para que su negocio tenga una mínima rentabilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin