Opinión

Necesario cambio en las ayudas directas

Nadia Calviño, vicepresidenta del Gobierno

Economía abre la puerta a someter a revisión las condiciones ahora impuestas para acceder a las ayudas directas para los sectores más afectados por la crisis. Esas transferencias se aprobaron en marzo, pero su grado de ejecución se mantiene en niveles muy reducidos.

Es cierto que el Gobierno ya solicitó a Bruselas que le concediera más tiempo para la liberación completa de esta partida de 7.000 millones. Sin embargo, es ya obvio que ésta no es una cuestión de plazos. Mucho más importante es el inaudito grado de exigencia al que se enfrentan las empresas para acceder a las ayudas, inalcanzable para los pequeños negocios. Sin duda, son necesarios los controles en estas transferencias pero dentro de un margen racional que las empresas puedan cumplir.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.