Opinión

Se habla de Iglesias como enemigo de Moncloa, de tensiones en el procés y de inseguridade

Pablo Iglesias

Iglesias, ahora el peor enemigo de Moncloa

La nueva faceta de tertuliano en diversos medios de comunicación de Pablo Iglesias inquieta al entorno del presidente Pedro Sánchez. De hecho, en su equipo se comenta que no esperan que el exvicepresidente muestre "lealtad alguna" con el Ejecutivo. Muy al contrario, algunos ya dan por seguro que el exlíder de Podemos se puede convertir en el peor enemigo de Moncloa. "Va a hacer de temas como la subida de la luz y el control de los alquileres sus constantes caballos de batalla", dicen fuentes del Gobierno, donde estiman que Iglesias "aprovechará para ajustar cuentas con el Ejecutivo al que perteneció". Además, "en Podemos saben que deben ejercer mayor presión sobre Moncloa según se vayan acercando las elecciones generales. Y muchos piensan que Iglesias puede ayudar a sus antiguos compañeros con gran libertad, ahora que está fuera de la formación", asegura un analista político. La misma fuente señala que las críticas de Podemos a las decisiones de la ministra Teresa Ribera, respecto a la subida de los precios de la luz, es un serio aviso de lo que le espera a Sánchez en el resto de la legislatura. "La cesión en relación a la subida del salario mínimo no contentará a los morados. Es más, nadie se cree que Iglesias se resista a armar todo el jaleo que pueda", según aseguran en el mundo político.

Fuertes tensiones en el 'Consejo de la República'

La exconsejera de la Generalitat Clara Ponsatí anunció esta semana que se desvinculaba del Consejo de la República, esa especie de Gobierno en la sombra creado por Carles Puigdemont desde Waterloo. Ponsatí ha dicho que su marcha se debe a que el Consejo ya no es un "instrumento útil para retomar la vía hacia la independencia y hacer efectivo el mandato del 1-O". En paralelo, fuentes independentistas comentan que el alejamiento de esta dirigente no será el único que sufra el Consejo. "Hay más tensiones internas que todavía no han salido a luz y que han provocado que se tengan que posponer sus elecciones internas a octubre, cuando estaban previstas para agosto. Veremos si se celebran", dicen en el entorno de JxCat.

Sin verano por la inseguridad en Barcelona

Los botellones y la elevada afluencia a las fiestas de los barrios barceloneses ha obligado al teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, a suspender sus vacaciones. De hecho, en el consistorio de Ada Colau ya se le conoce como "el único político catalán que quedó sin descanso".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.