Opinión

Mercado hipotecario más seguro

Crecimiento sano de las hipotecas

La contratación de hipotecas crece a buen ritmo. En concreto, y según datos del Banco de España, el sector financiero concedió en el primer semestre del año casi 30.000 millones para la adquisición de viviendas a los particulares, lo que supone un incremento del 35% frente a la primera mitad de 2021.

Este crecimiento responde en parte a las agresivas ofertas comerciales realizadas por las entidades, que en los últimos meses se han embarcado en una nueva guerra por reducir los diferenciales de sus hipotecas. Sin duda, azuzada por la gran capacidad a la hora de hacer descuentos de las entidades nativas digitales. Con todo, esta carrera por reducir precios presenta ahora rasgos capaces de garantizar que no se repetirán los errores que tantos daños causaron en la crisis financiera desarrollada entre los años 2008 y 2013. En primer lugar, existe en el mercado hipotecario una demanda sólida de este tipo de préstamos que ha mostrado resistencia a lo largo de toda la crisis y está respaldada por elevados niveles de solvencia, después del ahorro forzado en los meses de confinamiento. Y, sobre todo, la gran diferencia respecto a pasadas guerras entre bancos radica en que los descuentos se centran en las hipotecas a tipo fijo, de modo que sus intereses registran ya mínimos del 1,59%. La Ley Hipotecaria de 2019 fomenta precisamente esta clase de préstamos al considerarlos más fiables para bancos y clientes. Sin duda, las entidades les han brindado una buen acogida ya que les garantizan un nivel mínimo de ingresos sea cual sea la evolución de la política monetaria en los próximos años. Se trata de un factor especialmente útil en la eurozona, donde la normalización de los tipos de interés aún se hará esperar pese al repunte de la inflación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin