Opinión

Un perjuicio a los sectores estacionales

Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno

Trabajo confirma su intención de llevar al extremo su revisión de la contratación temporal en España. Lejos de limitarse a definir mejor los supuestos que permiten recurrir a ella, como anunció en un principio, el resultado será la práctica desaparición de este modo de vinculación laboral.

El Ministerio busca que los sectores más estacionales y que mayor uso hacen de él, como el turismo, tengan que recurrir al contrato fijo-discontinuo. Resulta injusto cerrar los ojos a las especiales circunstancias a las que se someten esos ámbitos. Igualmente indefendible es la identificación automática de la temporalidad con el fraude y la precarización. No hay razón para privar así a cientos de negocios de una herramienta básica para desempeñar su actividad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.