Opinión

El sector de la estética, ¿uno de los privilegiados tras la pandemia?

El sector de la cirugía estética se ha sabido adaptar a las nuevas exigencias de los clientes

Es un hecho, la crisis económica del coronavirus de la que todo el mundo habla, no ha sido igual de alarmante para todos los sectores. Como en todo lo que ocurre, la realidad tiene dos caras y en el sector de la belleza y la estética no iba a ser menos. El sector de la estética, ¿beneficiado a pesar de la pandemia?

Durante el confinamiento, la vida social se vio reducida para todos y tuvimos mucho más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Esto supuso que las personas que normalmente no se preocupaban por cuidar su físico de forma activa, comenzasen a fijarse de manera más exhaustiva en ello, encontrando así algunas partes de su cuerpo que les gustaría mejorar. Este parón en el tiempo y la 'nueva forma de vida' repercutió de forma directa a los centros especializados en belleza y estética. Tras esto, el sector registró un aumento en la obtención de nueva clientela; lo que ha beneficiado y ayudado, para seguir manteniéndose.

Las empresas que han conseguido entender las nuevas necesidades de sus clientes, adaptándose a los intereses de los mismos en cada momento, no -han parado de evolucionar a pesar de la pandemia. Una de las prácticas más comunes ha sido la inclusión de nuevos tratamientos en centros en los que en un principio, solo estaban especializados en uno por ejemplo. La apuesta por profesionales de calidad en el sector, acompañados de los tratamientos más efectivos del mercado, han ayudado a estas empresas a regenerarse poco a poco, caminando en una nueva dirección. En definitiva, solo los centros capaces de adaptarse a esta situación, y que por ende se han reinventado como Esdela; consiguen registrar incluso un aumento de sus consultas, gracias a las nuevas necesidades que han surgido estos meses.

El sector de la estética percibía antes de la pandemia 4.000 millones de euros aproximadamente. Según Jesús García, director de AEEP, en España había de forma aproximada entre 45.000 y 50.000 centros de belleza, los cuales se calcula que daban empleo a más de 120.000 personas. Además, a estas cifras, hay que sumar las de los autónomos que trabajan en centros médicos, spas, etc. No queda duda que el sector de la belleza y la estética es clave para la economía a nivel nacional.

La situación tan insólita que vivimos en 2020, supuso para algunos centros pérdidas de forma directa por las estrictas restricciones. Para dar apoyo, hace unos meses, el sector de la estética en España creó una campaña en formato audiovisual de Instagram Stories, fácilmente compartible a través de redes sociales. Con la participación de la ilustradora Agustina Guerrero, y bajo el lema '#Porseguircuidandotupiel', se puso de manifiesto la profesionalidad con la que la globalidad de los centros de estética actúan; así como la importancia de transmitir el compromiso con el que emprenden su trabajo y las medidas de seguridad que han implementado para ofrecer a los clientes plena seguridad en cada centro.

En definitiva, ¿en qué punto se encuentra en este momento el sector de la belleza y la estética? A pesar de que es un sector que se ha visto afectado por la crisis sanitaria, no ha dejado de luchar para recuperar las pérdidas y conseguir una clientela que se sienta segura y tranquila al acudir a los centros. Con ilusión y esfuerzo, se trabaja a diario para seguir adelante y mantener la esperanza puesta en un futuro incierto, donde se espera, todo vuelva a la normalidad y la recuperación sea global.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin