Opinión

Se habla de hartazgo de las bases del PSOE en Madrid, de malestar de la Sanidad catalana y del textil

Ángel Gabilondo e Isabel Díaz Ayuso frente a frente

Hartazgo de las bases del PSOE de Madrid

La pasada semana la tienda oficial del PSOE mandó un correo a todos los militantes animándoles a adquirir calcetines del partido. Es conocido que esta acción de merchandising no sentó nada bien entre los militantes del PSOE madrileño, que no tardaron en mostrar su indignación en redes sociales. Por lo que se comenta en la federación, el correo de los calcetines ha sido "la gota que ha colmado el vaso" de los socialistas de Madrid, que están "hartos" del ninguneo al PSOE-M en las campaña para las autonómicas del 4-M. Un buen ejemplo de ello es el anuncio por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de incrementar impuestos a escala nacional, desmontando la estrategia del candidato Ángel Gabilondo, que ha dicho por activa y por pasiva que si gobierna en Madrid no subirá los tributos. "Moncloa es la que se inmiscuye y marca la campaña del 4-M sin contar ni con Gabilondo ni con el PSOE-M", dicen en la federación socialista madrileña. Un ejemplo claro del hartazgo que, dicen, sentir ante esta situación son los mensajes que se han transmitido la pasada semana en los grupos de mensajería del partido. Uno de los que más circuló decía "No he votado la lista. No he votado el programa. No he votado nada... pero tengo los calcetines del PSOE". No obstante y a pesar del descontento mostrado por la militancia, en el PSOE-M son pesimistas. "Moncloa seguirá queriendo protagonizar la campaña", dicen.

El Govern incumple su promesa a los sanitarios

La Consejería de Salud de la Generalitat decidió en diciembre compensar a las horas extra realizadas por el personal sanitario, que se unió de forma voluntaria a la campaña de vacunación. Pero los sindicatos médicos aseguran que "la Generalitat ha incumplido su promesa". En concreto se quejan de que han pasado cuatro meses y ningún voluntario ha recibido la retribución complementaria. Además, los sindicatos denuncian un cambio de criterio en la normativa que crea "enormes" desigualdades respecto al dinero a percibir por los profesionales sanitarios.

El textil da por perdida la temporada de verano

El pesimismo reina en el sector textil, que no cree que la campaña de verano pueda salvar un año en el que las ventas han caído ya un 47%. Muy al contrario, estiman que el periodo estival terminará con un descenso de la facturación de alrededor del 40% para las tiendas. "El retraso en la campaña de vacunación alarga la recuperación y nos deja en una situación muy delicada", dicen en el sector.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin