Opinión

El nocivo 'castigo' al diésel que se avecina

Maria Jesús Montero, ministra de Hacienda

 La subida de impuestos que Hacienda ya planea para el año que viene no se limite a imponer la armonización de los tributos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones en 2022. 

El Gobierno también persigue elevar los gravámenes al diésel en ese ejercicio. Hacienda retomaría así el objetivo que no pudo cumplir el año pasado, cuando luchó por incluir ese impuesto en los Presupuestos de 2021, amparándose en el aval de la UE. Ahora volverá a intentarlo con el objetivo de compensar el pobre rendimiento de los nuevos impuestos medioambientales. Se plantea así otra grave amenaza para la recuperación. Un impuestazo al diésel repercutirá directamente sobre pequeños negocios y autónomos, quienes no tienen acceso a los descuentos del gasóleo profesional.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.