Opinión

Una crisis aún larga para el empleo

El lejano final del túnel del mercado laboral español

El mes pasado terminó con 60.000 parados menos respecto a febrero y una media de 70.000 afiliados más a la Seguridad Social. A priori, ante estos datos resultaría difícil entender por qué la vicepresidenta Calviño se mostró tan pesimista sobre dichas cifras, antes de publicarse.

Sin embargo, un análisis más detallado obliga a dejar de lado todo triunfalismo y dar la razón a Calviño. En primer lugar, debe considerarse que el aumento de la afiliación fue inusualmente bajo para un mes de marzo; de hecho está al nivel de un año de recesión como fue 2012. Pero más importante aún es la perspectiva interanual. Esta comparación vuelve a ser relevante para las estadísticas de empleo ya que ahora incluye el primer año completo afectado por la epidemia y, desde este punto de vista, el balance es muy negativo. La destrucción de empleo ya reconocida roza los 435.000 puestos de trabajo, y el impacto no fue mayor debido a que aún hay casi 745.000 personas sujetas a Ertes. La evolución que muestra la economía impide ser optimistas acerca de las posibilidades de muchos de ellos de recuperar su empleo. Las últimas previsiones del FMI delatan cómo el mayor crecimiento esperado para el PIB español en 2021 (un 6,4%, medio punto más de lo esperado en enero) no impedirá que la tasa de paro llegue al 16,8%, la peor de los países desarrollados tras superar a Grecia, y al nivel de un Estado fallido como es Venezuela.

La tasa de paro batirá marcas en 2021, según el FMI, y la recuperación del nivel previo al Covid se demora a 2023

De hecho, el Fondo ve imposible en España la recuperación de los niveles de empleo previos al Covid antes de 2023. La crisis del mercado laboral español, por tanto, tiene aún un muy largo recorrido y puede ser peor ahora que la lenta recuperación ha puesto a miles de empresas en una situación límite.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Facebook
Josep Ribes
A Favor
En Contra

Inasequibles al desaliento, como los de falange, los de la revolución pendiente, no confundir con los sociatas.

Puntuación 0
#1