Opinión

El triunfo decisivo de la democracia española

El Rey Juan Carlos I tuvo un papel fundamental a la hora de impedir que el 23-F triunfara.

Los 40 años transcurridos desde el intento de golpe de Estado del 23-F ofrecen perspectiva para evaluar en toda su magnitud la trascendencia histórica de ese hecho y de quienes contribuyeron a que fracasara.

Entre ellos, es ya indiscutible (pese a las tergiversaciones interesadas) el rol decisivo de Juan Carlos I a través de su "compromiso con la Constitución" como subrayó su hijo, Felipe VI. La acción de la Corona y de las demás instituciones que aislaron a los golpistas asfixió una acción que estuvo muy lejos de ser una más de las asonadas militares que España vivió durante dos siglos. El 23-F pudo cambiar la historia de nuestro país hasta el punto de truncar la Transición. Fue así la prueba de fuego en la que la democracia obtuvo el triunfo y se consolidó la Monarquía Constitucional que tanto ha contribuido a crear la España moderna.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.