Opinión

Sólidas expectativas que Repsol presenta

Un resultado mejor de lo esperado para Repsol

El año 2020 planteó una tormenta perfecta para el sector petrolero, en el que confluyeron la recesión provocada por la pandemia y la caída de los precios de los hidrocarburos. Repsol, sin embargo, puede presumir de que sacó músculo en esa situación.

 La compañía registró unas pérdidas de 3.289 millones pero la mayoría corresponde a la devaluación que ha aplicado a sus activos. El resultado neto ligado a su operativa arroja un beneficio de 600 millones, el doble de lo esperado por los analistas, al que se suman otras fortaleza como la reducción del 28% de su deuda. Puede así afirmarse que Repsol superó una prueba sin precedentes, como la que 2020 planteó, mientras siguió avanzando en sus planes de convertirse en una compañía ecológicamente más sostenible.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.